Google+ Followers

sábado, 19 de diciembre de 2015

EL INSULTO

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 19 de Diciembre de 2015


               Al margen de que cada debate sea considerado por sus organizadores como “decisivo”, sea a cuatro, tres o dos, el último de la serie, celebrado el pasado lunes 14, ha añadido un nuevo y triste elemento  a estos programas televisivos: el insulto.
         ¿Que hacer ante un insulto directo y personal de uno de los candidatos a otro? ¿Levantarse de la mesa tras el “hasta aquí hemos llegado”? ¿Responder con otro insulto, si es posible de más calibre? ¿Hacer como que no se ha oído?
         Cualquier respuesta será interpretada por los adversarios políticos como un desplante, una falta de recursos, una cobardía…Difícil adoptar la respuesta adecuada, pero en cualquier caso queda la evidencia de una degradación del nivel de educación, del detestable nivel político de quien se postula para Presidente del Gobierno de la Nación y utiliza el insulto personal como arma de debate.
         Para mí, en el momento en que se inicia el intercambio de insultos, el debate se ha terminado, si es que en algún momento se había iniciado, porque no recuerdo propuestas positivas, exposición de programa, soluciones a los problemas de los ciudadanos.
         Realmente, siento decirlo, ninguno de los dos máximos aspirantes a gobernarnos los próximos cuatro años estuvo a la altura que cabría esperar de ellos. El insulto es el último recurso de quien no tiene argumentos para debatir, me da igual sea aspirante o defensor del título, no se justifica ni como ataque ni como defensa. Hemos perdido los papeles y apañados vamos si esto es lo mejor que puede ofrecer la sociedad española para gobernarse.
         No he oído a posteriori las disculpas al adversario y a los ciudadanos por la pérdida de la compostura exigible. No creo que lo haga ninguno de los dos.
         El debate, o el simulacro de debate, no sirvió para aclararnos las propuestas de estos candidatos, ni creo que hayan supuesto para ellos una mejora en las perspectivas electorales, si acaso todo lo contrario. Se dice que el vencedor del debate a cuatro fue el ausente, porque los cuatro debatientes estuvieron por debajo de sus posibilidades. En el cara a cara no hubo vencedores, pero si vencidos: los dos representantes políticos presentes y la calidad de la democracia española.

sábado, 5 de diciembre de 2015

PUEDO PROMETER Y PROMETO

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 5 de Diciembre de 2015


          Que lejos quedan aquellas palabras del que entonces, junio de 1977, era candidato a Presidente de Gobierno de España. Aquel discurso, de Adolfo Suarez, lleno de contenido y sinceridad me recuerda el “I have a dream” de Martin Luther King en agosto de 1963, o el “Programa, programa y programa” del líder comunista Julio Anguita en 1997.
      Son tres muestras de políticos de talla. Cada uno en defensa de sus ideas, de sus proyectos, tan distintos y distantes entre sí, pero tan sinceros que las mantuvieron firmemente, pudieran o no realizarlas.
         Hoy, en España, en plena campaña electoral, oyes a los políticos y da la sensación que están en una subasta de votos, ofrecen lo que haga falta, aunque no crean en lo que dicen y sepan que su realización es imposible.
         Algunos prometen, por ejemplo, cambiar la Ley Electoral cuando han tenido mayorías parlamentarias suficientes para hacerlo y no han tocado ni una coma. O no hacer recortes en pensiones o subir impuestos, cuando lo han hecho en el pasado y, como Bruselas exige cumplir los objetivos de déficit, no dudarán en volver a hacerlo, por mucho que prometan lo contrario.
         Prometen suprimir el Senado, las Diputaciones, fomentar las uniones entre municipios para adelgazar las administraciones y el consiguiente ahorro presupuestario, pero no han sido capaces ni siquiera de plantearlo en 40 años de democracia.
         Prometen reformas constitucionales, obviando que cualquier reforma exige el acuerdo de una amplísima mayoría, precisamente para evitar que un solo partido pueda hacer “su Constitución” como ha ocurrido demasiadas veces en nuestra Historia.
         Nadie promete un Pacto por la Educación, o por la Justicia, absolutamente imprescindibles para salir de este interminable día de la marmota que empieza cada nueva legislatura.
         Ya deberíamos estar de vuelta de tanta promesa incumplida. Las campañas  ya no son solo esas propuestas programáticas en busca del voto, ahora se centran también en atacar al contrario, no su programa, no sus ideas, sino a las personas. Esos son nuestros políticos de hoy. Más que nunca hay que pensarse mucho a quien damos el voto. Nos jugamos demasiado.

sábado, 21 de noviembre de 2015

BARBARIE

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 21 de Noviembre de 2015

         No es solo salvajismo, atrocidad, bestialidad el significado de “barbarie”, también es ignorancia, incultura, inhumanidad, conceptos cada uno de ellos que darían para una tesis, pero claros y definitorios de lo que está pasando.

         No es fácil entender, no lo es para mí y para muchas personas,  como, tras tanta muerte y desolación, tantas muestras de dolor y de sentimientos de solidaridad en millones de personas que se unen a quienes han sufrido el desgarro salvaje del terrorismo, tenemos políticos españoles que hablan de imponer las leyes y la democracia como única acción a tomar para evitar que se repita una vez más, y van ya tantas, acciones terroristas como las de Paris, Madrid, Londres, Beirut, Casablanca, Túnez,  Nueva York…

         El consabido “no actuar en caliente” o “no hay que ponerse a su altura” y otras imbecilidades semejantes que por desgracia se oyen tan a menudo en tantas ocasiones, no son sino una excusa para no hacer nada, ni en caliente ni luego en frio cuando todo se olvida, y así hasta la próxima.

         El magnífico trabajo de los Cuerpos de Seguridad del Estado y los Servicios de Inteligencia son un arma defensiva fantástica y de gran eficacia, pero ya estamos viendo que los terroristas, que cuentan con el importante factor sorpresa, que no tienen prisa, que elijen el objetivo, el momento y la circunstancia, logran, para nuestra desgracia, causarnos importantes daños irreparables.

         Las acciones defensivas, exclusivamente defensivas, han salvado y seguirán salvando muchas vidas, pero no evitaran que cada vez con más frecuencia ocurran episodios como los 11M, 11S, o el 13N de Paris. A estos terroristas  les dan igual nuestras leyes, por duras que sean, ellos están dispuestos a inmolarse.

         Aun hay quien propone hablar con ellos. Solo una acción militar decidida y conjunta, de todos los países  amenazados por los yihadistas, sobre objetivos muy definidos como refinerías, campos de entrenamiento, instalaciones militares, y vías de suministros, junto con la acción policial y de inteligencia que ya se hace en nuestros países, podrían derrotar a esta barbarie.

           


sábado, 7 de noviembre de 2015

CARMENA Y LOS MENDIGOS

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 7 de Noviembre de 2015


             He estado unos días en Madrid, en la zona del centro y, un tanto sorprendido y preocupado, comenté con familiares y amigos que viven allí, que, podía ser una apreciación equivocada, pero me pareció que había más mendigos que nunca.
         He vivido en Madrid muchos años y continuo viajando a la capital de España con frecuencia, así es que tengo elementos para hacer una comparación con épocas pasadas.
         Me han llamado negativamente la atención dos temas importantes: el lamentable estado de limpieza de calles, jardines y plazas, incluidas fachadas con pintadas y, como decía, el aumento del número de mendigos.
         No tengo en mi mano hacer gran cosa por remediar esta situación y dudaba si denunciarlo públicamente como ahora hago, hasta que he tenido la oportunidad de ver un programa, en una televisión de ámbito nacional, que denunciaba este hecho.
         Uno de estos mendigos, desahuciado recientemente y con una escasa pensión por enfermedad, se ha dirigido frecuentemente a los servicios sociales del Ayuntamiento madrileño, tanto por escrito como en persona, sin obtener ni la más mínima ayuda, sus correos ni siquiera han merecido una contestación.
         Esto ha pasado y seguirá pasando, desgraciadamente, y no solo en Madrid.
En Cádiz, donde vivo, tengo más ocasión de acercarme a ese problema y, a través de Madre Coraje y Caballeros Hospitalarios, tratar de paliar en lo posible esas situaciones y me consta que en Madrid existen y trabajan organizaciones similares que se desviven por ayudar a estas personas, pero los nuevos ayuntamientos del 24 de mayo pasado, cuya bandera electoral era terminar con los desahucios y los indigentes, parece que aun se lo están pensando.

Muchos de estos ayuntamientos de nuevo cuño, han paralizado obras y proyectos en una actitud  entre prudente y temerosa, sin tener nada claro lo que tienen que hacer, aunque lo vistan de que ese dinero comprometido en obras de las que dudan, se debe emplear en paliar situaciones como la que describo. Pues bien, ni una cosa ni la otra. Ni obras ni acción social. 

sábado, 24 de octubre de 2015

LÁGRIMAS DE COCODRILO

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 24 de Octubre de 2015 


Seguro que a muchos de Vds. les ha pasado alguna vez. Es, desgraciadamente más frecuente de lo deseable. Verán.
Uno tiene un “amigo” (luego se explica lo del entrecomillado), que por una serie de circunstancias adversas, por una desgracia familiar, un día viene en busca de ayuda. La situación la pinta trágica, desesperada, prácticamente sin salida si no intervienes tú echando una mano o las dos.
Tú, que te crees todo y aun te consideras amigo, te vuelcas, te comprometes hasta las cejas. No importa lo que haya que hacer, se trata de ayudar a un amigo en serios apuros.
En esas circunstancias de emergencia no se te ocurre pedir por escrito lo que te piden, menudo amigo que no se fía de su “amigo” de siempre de toda la vida, que además le ha demostrado a lo largo de muchos años que lo es. Que le conoces y sabes que es una persona de principios, de convicciones morales,… pedir algo por escrito parece una mezquindad. Ni se te ocurre. Podría hasta ofenderse y con razón. Te basta su palabra, la de siempre, por la que se han desarrollado vuestras relaciones durante tantos años, sin el más mínimo atisbo de duda.
Resulta que pasa el tiempo, que la situación no era tan dramática, que la desgracia familiar existía e incluso aun persiste, pero ya está asumida, ya es rutina, ya no tiene tanta importancia, al fin y al cabo ¿quién no tiene un garbanzo negro en la familia?,…pelillos a la mar.
Pasa un tiempo, años incluso, y aquel “amigo” que en serios y graves apuros te pidió una ayuda, un serio compromiso y al que no le negaste nada, se ha olvidado de todo, como si jamás hubiera pasado. No es que no te lo agradezca, al fin y al cabo tú no buscabas agradecimientos, buscabas ayudar a tu “amigo” sin esperar nada a cambio.
Bueno, en la mayoría de los caso la cosa queda ahí, en la falta de memoria, en si te he visto no me acuerdo, en negar la evidencia…ya no está en aquella dramática situación.
Pero hay casos, afortunadamente los menos, en que además, el “amigo” aquel de lagrimas de cocodrilo, se vuelve contra quien le ayudó, se vuelve con saña, como haciéndole culpable de aquella desgracia, real o imaginaria. ¿Qué no se lo creen? Yo tampoco me lo creía.


         

domingo, 11 de octubre de 2015

HONOR, VALOR, DISCIPLINA Y LEALTAD

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 10 de Octubre de 2015 con el título : "Valores Esenciales"

            
            Han pasado 50 años desde aquel 16 de julio de 1965, festividad de la Virgen del Carmen, patrona de todos los que desarrollamos nuestra vida profesional o por afición a bordo de todo tipo de embarcaciones.
         En tan singular ocasión, muchos compañeros nos hemos reunido en la Escuela Naval de Marín. A pesar del tiempo transcurrido y de que muchos de nosotros apenas nos hemos visto o tenido contacto durante estos cincuenta años, puedo asegurar que nuestra amistad y compañerismo siguen intactos.
         A través de lo observado en esta moderna Escuela, cuyo alumnos obtienen al terminar los cinco años de carrera, incluido el viaje en el Juan Sebastián de Elcano, un título universitario a la vez que su graduación como oficiales de la Armada, y de las palabras de su director, explicando el plan de carrera, vimos que estos nuevos oficiales siguen teniendo como valores esenciales de su formación: honor, valor, disciplina y lealtad.
         Han cambiado las materias de estudio, ha evolucionado, y de qué manera, la técnica, los sistemas de propulsión o de armas, pero lo esencial no ha cambiado, los nuevos guardiamarinas adquieren esas virtudes tan denostadas en ciertos ambientes de nuestra sociedad del siglo XXI, han jurado lealtad a una Patria, “besando con unción su bandera”.
         Han sido apenas unas horas intensas de emociones, de llanto por los 29 compañeros que ya nos están entre nosotros, algunas de cuyas viudas, en un acto de entereza y amor, acudieron al encuentro sabiendo, como lo sabíamos todos, que sería muy duro.
         No voy a decir que estas virtudes nos sean exclusivas, ni que todos nosotros las poseamos en mayor o menor grado, faltaría más. Muchas personas en la sociedad civil pueden darnos lecciones de cualquiera o todas ellas, pero me gustaría resaltar como en un centro de formación de oficiales de la Armada, se antepone esa formación en valores a hombres y mujeres jóvenes que los van a interiorizar y conservar durante todas sus vidas.
         Ellos y nosotros, los de hoy y los de ayer, sabemos valorar los que significa un juramento, a lo que compromete y que es para toda la vida. Habrá quien no lo entienda. Nosotros sí.
        
        












sábado, 26 de septiembre de 2015

INVIABLE CATALUÑA

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 6 de Septiembre de 2015

             No sé lo que va a pasar mañana en las Elecciones Autonómicas de Cataluña, no sé cuál va a ser el resultado y por tanto, si los independentistas conseguirán ese tanto por ciento de votos que les conceden las encuestas y que, con el apoyo de la CUP, les decidirán a proclamar la independencia.

         Quizás suceda así, pero esa proclamación no es tan inmediata ni tan sencilla. Para empezar, el apoyo de la CUP supone la salida de escena inmediata de Artur Más y la proclamación de Raul Romeva, cuya única experiencia de responsabilidad como europarlamentario fue la vicepresidencia del Intergrupo por los Derechos de Gays, Lesbianas y Transexuales del Parlamento Europeo, poco bagaje político para proclamarse Presidente de la República Catalana.

         Pero eso es salvable, nadie le va a exigir esa formación y experiencia política de la que carece. Lo peor viene de la cuestión económica. “Poderoso caballero es D. dinero” decía ya en 1.600 Francisco de Quevedo y si no que se lo pregunten a Tsipras, otrora radical de izquierdas dispuesto a sacar a Grecia del Euro e incluso de Europa y ahora sumiso negociador de la supervivencia griega con un prestamos a tres años de 86.000 Millones de Euros que gestionar.

         Los dos bancos catalanes más importantes, Caixabank y Sabadell, modificaron sus estatutos para poder cambiar su sede fuera de Cataluña, lo que harán de inmediato. No en vano su negocio está desde hace muchos años en el resto de España.

         José Manuel Lara, recientemente fallecido, explicó que la editorial más importante en lengua española, Planeta, no podía tener su sede en un país cuyo idioma oficial fuera otro. En los últimos meses, más de 1.000 empresas han salido de Cataluña, la cotización de sus bonos al 4,75%, y la firme amenaza de salir de la UE, FMI, Euro y otras instituciones internacionales, cuyos mandatarios se han pronunciado recientemente en este sentido, aunque Romeva y los suyos no quieran darles crédito, presentan un panorama inviable.

         Y qué decir de las manifestaciones de Oriol Junqueras de que el Brasa jugará la Liga española. Ni ellos se lo creen.


       

domingo, 20 de septiembre de 2015

AVISO A LOS LECTORES



           ESTIMADOS  LECTORES,  A PARTIR DEL PASADO  SÁBADO  CINCO DE SEPTIEMBRE  (05.09.2015) HE  COMENZADO  A PUBLICAR  MIS  ARTÍCULOS  EN  EL  DIARIO  "LA  RAZÓN".
            LOS ARTÍCULOS DE "LA RAZÓN" SE ALTERNARÁN CON LAS COLUMNAS DEL "DIARIO DE CÁDIZ" QUE SEGUIRÁN PUBLICÁNDOSE EN ESTE BLOG LOS SÁBADOS ALTERNOS.
               PARA SEGUIR LOS ARTÍCULOS DE "LA RAZÓN" TENDRÁN LOS SIGUIENTES ENLACES:

     - http://www.larazon.es/blogs/politica/no-es-pais-para-cuerdos  (LA RAZÓN)
     - http://jr-noespaisparacuerdos.blogspot.com.es/ (BLOG)

                 SI ALGÚN LECTOR ESTÁ INTERESADO EN RECIBIRLOS DIRECTAMENTE  CADA SEMANA DEBERÁ  FACILITARME UNA  DIRECCIÓN  DE  CORREO ELECTRÓNICO.

                        MUCHAS  GRACIAS . SALUDOS
                        JAIME  ROCHA



sábado, 12 de septiembre de 2015

EL GRITO

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 12 de Septiembre de 2015


No me voy a referir al famoso cuadro de Edvard Munch, ni al Pedrooooo !! de Penélope Cruz a Almodóvar en la entrega de los Óscar. Me refiero a otros gritos y a otro Pedro, al líder de los socialistas, que si por algo destaca en sus "discursos" (por llamarlos de alguna manera) es sin duda por el tono y volumen de sus palabras. 

Alguien debió aconsejarle mal cuando accedió a la más alta responsabilidad de su partido. "Quien más grita tiene la razón", debieron decirle y Pedro Sánchez hace un verdadero alarde de cuerdas vocales cada vez que le ponen un micrófono por delante, aunque verdaderamente no lo necesita. 

Se le oye muy bien, tiene buena dicción y su aspecto físico es inmejorable, pero chilla cosas machaconamente repetidas, sin base ni argumento, no explica lo que dice y, claro, no se le entiende. 

Se proclama, grita a los cuatro vientos que es "catalanista", muy catalanista, el más catalanista del mundo, pero no dice en qué consiste ese catalanismo tan fuertemente proclamado. Menos gritar y más explicarse, para que los ciudadanos, catalanes o no, sepamos cuáles son sus verdaderas intenciones si, dado el caso y con la imprescindible ayuda de Podemos, llegara a la jefatura del gobierno de la nación (española). 

Dice reconocer a Cataluña como una nación. ¡Vaya novedad! En el Título Preliminar, Artículo 2º de nuestra Carta Magna ya se reconoce esta singularidad, con lo que no aporta nada nuevo y ofrece lo que no puede ofrecer: reforma de la Constitución del 78 para convertir a España en una federación, prácticamente similar al estado de las autonomías, pero además, ignora, o pretende ignorar, que cualquier cambio de la Constitución, tendría que hacerla de acuerdo con el Partido Popular. El "frente popular" en ciernes no tendría suficiente apoyo popular en un preceptivo refrendo. 

Aparecer con una gran bandera española (virtual) en una convención del partido significa muy poco si acto seguido no se expresa públicamente y con meridiana claridad lo que para su partido y para él mismo representa.

sábado, 29 de agosto de 2015

LA COLUMNA Y EL BLOG

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 29 de Agosto de 2015 
        

          Aunque sea verano, este año electoral por excelencia no nos ha dejado sin noticias importantes que abordar, más bien al contrario, la sobreabundancia de ellas nos pone a menudo en el dilema de escoger el tema más adecuado al momento, de mayor interés general…

         Así que no es un “salir del paso”, es una necesidad personal que quiero dejar satisfecha.

Varios años escribiendo columnas en este Diario nuestro de cada día, me ha granjeado no pocas amistades y, por qué no decirlo, muchos seguidores fieles  a los que les gusta lo que escribo, y que me lo comentan con frecuencia. Les gusta, según ellos: la claridad de la exposición, la concreción de los temas y el corolario final.

Una columna no es un estilo literario, es un estilo periodístico cuya característica más acusada es la escasez de espacio, apenas poco más de 300 palabras, en las que hay que expresarse, efectivamente con sencillez y claridad si se quiere ser entendido, y además dar una opinión que resulte comprensible.

Me ocurre siempre que me paso de frenada, escribo de corrido y me voy a las 400 sin darme cuenta. Entonces viene lo peor: mutilar la columna para ajustarla al formato y que siga siendo entendible y exprese de verdad lo que quiero expresar.

Empecé en el Diario en enero de 2008, como “Firma Invitada”, con más espacio, ilustraciones maravillosas de Guillén,  planteamiento, nudo y desenlace, casi como una obra de teatro o una novela. Los buenos escritores se lucen ahí y les salen artículos como los de mi buen amigo Manolo Bustos, siempre brillantes, claros, interesantes…una gozada.

Esto de la columna es otra cosa, hay poco margen para el lucimiento, apenas permite una frase explicativa. Todo directo al grano, sin pasar por “manos a los hombros”, como decíamos hace ya cincuenta años en la Escuela Naval de Marín.


Un periodista amigo, magnífico periodista y mejor amigo, Manuel Molares el de “Crónicas Bárbaras” (no se lo pierdan), me dijo un día, hace ya casi cuatro años, que hiciera un blog y que ahí colgara mis columnas y que escribiera artículos largos, todo lo largos, sin cansar, de que fuera capaz. Y lo hice y  se llama igual “La Quinta Columna”. 

NOS GOBIERNA EL ESPERPENTO



            Desde el 24 de Mayo en que se celebraron las Elecciones a los ayuntamientos y algunas autonomías, hasta el momento en que escribo este artículo, han pasado exactamente 90 días. Ciertamente faltan 10 para los 100 días de gracia que se suelen conceder a todos los gobiernos, lo que se llama “toma de tierra”.
Cien días en los que se supone que se emplea el tiempo, siempre escaso, en auditar cuentas, conocer los proyectos aprobados o en ejecución (conocerlos en profundidad) y atender los asuntos más urgentes, los que requieren atención inmediata y continua.
Los partidos que no tienen experiencia de gobierno, y que incluso ni en sus mejores sueños pensaban gobernar, se han visto aupados a unas responsabilidades para las que no están, en su mayoría, preparados. Los pactos de izquierda, llámenle si quieren “frente popular”, han hecho flaco favor a estos nuevos políticos.
Los 90 días transcurridos se les han ido en un suspiro. Primero con los acuerdos sobre sueldos, dietas y asesores. Tras estos laboriosos acuerdos (en algunos casos el número de concejales del “frente popular” iguala a los de la derecha) se ha procedido a nombrar asesores externos, muchos más que los equipos precedentes. Ya he dicho que la falta de experiencia y conocimientos obliga a contratar a muchos asesores.
Este capítulo, el de los asesores, merecería mayor detenimiento. En muchos casos sacados del libro de familia, lo que tiene mucha lógica ¿En quién va a tener uno/a más confianza que en su propia sangre? Aunque sea sangre política.
De los proyectos, ¿qué decir? Lo más prudente, mientras no se conozcan en profundidad, lo que lleva no poco tiempo por muchos asesores de buena voluntad que se tengan, lo mejor es paralizarlos todos, aprobados y no aprobados, con dotación presupuestaria o no, necesarios o superfluos, todos por igual. Ya habrá tiempo en cuatro años de tomar decisiones acertadas.
Lo que no puede esperar es un desahucio que pone en la calle a una familia. Ciertamente algo hay que hacer. Lo más razonable sería negociar con los bancos, proveer de viviendas sociales, hablar con los propietarios (a lo peor están también en una situación muy delicada porque viven de un piso heredado del que no cobran esas rentas antiguas que apenas dan para pagar impuestos), pero eso requiere tiempo y no lo tienen, así que todos a la calle a interponerse entre los desahuciados y la policía... y que venga la prensa y nos sorprenda.
Otros asunto que no puede esperar es la comida de 25.000 niños desnutridos a los que hay que alimentar urgentemente. Bueno siempre hay errores al calcular esas cosas, hay mucha picaresca que dificulta saber la verdad y cuando por fin se sabe, resulta que eran 600, pero no desnutridos sino deficientemente alimentados, con escasez de proteínas.
Como se tiene que saber quién manda, algo hay que hacer  para que se note (aparte de paralizar los proyectos) y algo que salga en las primeras páginas de los periódicos, que abra los telediarios, que anime a nuestros decaídos votantes, algo transcendente: acabar con calles y plazas con nombres franquistas o monárquicos (todo es derecha para ellos), quitar cuadros y bustos de los reyes, de Pemán, de Manolete, que le brindaba toros a Franco, de todo lo que les suene a retrógrado, a facha, a España. No hay tiempo ni de repasar la Historia para no equivocarnos demasiado.
Han venido a cambiar, no a mejorar, no a modificar, no a debatir, solo a cambiar. El camino o la meta no están muy claros pero por algo se empieza. Hay por ahí circulando un vídeo de un joven comunista que en un brillante alegato, lleno de sabiduría y modélica oratoria, convence a los más acérrimos taurinos de la necesidad de acabar con las corridas de toros, no con los toros por las calles y plazas que eso lo hacen la izquierda y los separatistas y está muy bien. Solo las corridas de toros que es una fiesta muy española, aunque se den en Francia y en otros países de América, donde para ellos los toros no sufren porque ya les advierten previamente a lo que van a la plaza.
Esperpento:”Género literario creado por Ramón del Valle-Inclán en el que se deforma sistemáticamente la realidad, recargando sus rasgos grotescos y absurdos”.  Y esto no ha hecho más que empezar, son solo 90 días

sábado, 15 de agosto de 2015

LAS ESPAÑAS



          Quienes no conocen la Historia de España, de los Reyes Católicos a Carlos IV, no entienden ni asumen la antigüedad de la nación española. Creen que comenzó en Cádiz en 1812. El primer imperio global de la historia de la humanidad involucró a todas las Españas” Asegura el historiador Manuel Lucena.


         Pero no son esas “las Españas” que me preocupan hoy, ni siquiera a las que Antonio Machado recitaba en Campos de Castilla: Españolito que vienes al mundo / te guarde Dios / una de las dos Españas / ha de helarte el corazón. “de las que ya hablé en julio de 2010 en un artículo publicado en el Diario de Cádiz que titulaba “Las dos Españas”.

         Me refiero a las 17 Españas en que han devenido las 17 autonomías de nuestra Constitución del 78. Ninguno de los “padres” de la Constitución, estoy seguro, podía imaginar que pasado el tiempo, el sentido unificador de las diferencias que se proponía, no solo no se ha logrado, sino que estas son cada vez más grandes y significativas y, llegados a este punto difícil se antoja reconducir el sistema.

         Siendo realistas, la necesaria, por muchos conceptos, reforma de la Constitución, para tener una aceptación mayoritaria, sobre todo en las autonomías que han asumido un mayor grado de competencias, más que retornar al gobierno central lo que ya se ha transferido, sobre todo en educación y sanidad, debe tratarse de evitar las duplicidades o triplicidades de competencias, lo que hace al sistema enormemente  más caro e ineficaz para todos.

         La propuesta podría pasar por darle el verdadero contenido y competencias a nuestro Senado, al estilo del Bundesrat alemán o el Senado norteamericano, países ambos de estructura federal donde la igualdad entre todos los ciudadanos en derechos y obligaciones está garantizada. Sus cámaras de representación territorial, donde cada estado tiene un número de representantes proporcional a sus habitantes, tiene verdadero poder regulador de competencias y no es el gobierno central quien lo hace, y contra quien todos reclaman,  sino las propias autonomías a través del Senado. Unas se controlan a otras garantizando lo que realmente es importante: la igualdad entre todos los españoles.

sábado, 8 de agosto de 2015

ACABEMOS CON ESTO !!!

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 25 de Abril de 2015


          Que los seres humanos de este Siglo XXI nos estamos volviendo insensibles ante tanta violencia, ante tanta muerte como cada día vemos a nuestro alrededor, ya lo he escrito varias veces, pero lo que viene sucediendo en el Mediterráneo con los inmigrantes, o los diarios atentados del terrorismo en cualquier lugar del mundo, o el asesinato de un profesor a manos de su alumno, necesita que la humanidad entera, cada uno de nosotros,  reflexione y adopte las medidas necesarias, distintas sin duda para cada caso.

En una tertulia radiofónica, un periodista muy conocido en España, comentaba que el progreso de la humanidad ha hecho descender considerablemente la violencia. Seguramente este afamado comentarista no se ha molestado en contar las guerras abiertas que en este momento se producen en el mundo, ni los miles de muertos por el terrorismo casi a diario, ni las que se producen por la emigración o los millones de refugiados, que también es una forma de violencia.

Decía nuestro comentarista que el suceso del estudiante del instituto catalán era debido a un brote psicótico, un hecho aislado. Luego se ha sabido que el chico estaba siendo tratado por un psicólogo, que es aficionado a videojuegos violentos, que estaba en posesión de un auténtico arsenal de armas y proclamaba que había que matarlos a todos. Un hecho aislado, de acuerdo, y Dios quiera que así continúe siendo, pero rodeado de un ambiente de violencia verbal, física y virtual, y de una dejación por parte de sus educadores, principalmente de sus padres, que para nada constituye un hecho aislado, sino excesivamente frecuente.

           Cada una de estas distintas modalidades de violencia requiere una solución. En unos casos será combatir con todos los medios a los terroristas, o invertir sumas importantes de dinero en atender en sus países de origen a quienes se ven obligados a emigrar, o un mayor control en lo que ven y viven nuestros jóvenes, pero hay un factor común que evitaría, quizás, unas y otras: la recuperación por las sociedades, todas, las desarrolladas y las más pobres, de los valores morales que se han perdido, del concepto de la dignidad del hombre

jueves, 6 de agosto de 2015

REFORMA CONSTITUCIONAL, BRINDIS AL SOL



              Escribo cada semana artículos de opinión donde expreso, con mayor o menor acierto y claridad, lo que pienso sobre temas de actualidad. Hoy, fundamentalmente, se trata de informar, no a Vds. queridos lectores, a quienes supongo suficientemente conocedores de nuestra Constitución de 1978 como para no caer en las simplezas de algunos políticos en activo (es un decir).
           Sin entrar en ningún tipo de concreciones, el PSOE basa su solución de la situación catalana en una reforma de la Constitución de 1978 transformando España en un Estado Federal. La Constitución prevé en su articulado los mecanismos para su reforma: La Constitución determina que la decisión de efectuar una reforma de las indicadas en el art. 168.1 ha de ser aprobada por mayoría de dos tercios de cada Cámara.
         En caso de que el principio de reforma constitucional sea aprobado por la citada mayoría en ambas Cámaras, se ha de proceder a la inmediata disolución de las mismas. Las Cámaras elegidas a continuación deben primero ratificar la decisión, para lo cual se exige una mayoría simple a favor de la reforma en el Congreso  y mayoría absoluta en el Senado.
Después han de proceder seguidamente al estudio del texto del proyecto o proposición de reforma constitucional, que debe ser aprobado en ambas Cámaras por mayoría de dos tercios (2/3). Una vez aprobada por las Cortes Generales ha de ser sometida la reforma a referéndum para su ratificación.
          Es decir, cualquier iniciativa por parte de un solo partido político para una reforma de calado de la Constitución de 1978 es un imposible, así que cuando Pedro Sánchez se ofrece como "solucionador" de la cuestión catalana, mediante una reforma constitucional que nos lleve a un Estado Federal asimétrico, es como si estuviera ofreciendo la luna. Ni el PSOE, ni el PP ni ninguno otro partido puede hacer nada por sí solo.
          Está bien que equipos de expertos "constitucionalistas" estudien su articulado e incluso propongan las modificaciones, algo que ya hizo en 2013, el Aula Política del Instituto de Estudios de la Democracia de la Universidad San Pablo – CEU que dirige José Manuel Otero Novas en su obra “Recuperar España. Una propuesta desde la Constitución” para la que contó con la colaboración de numerosas “personalidades del pensamiento o de la vida política de las que recibieron aportaciones plurales en sesiones especiales y separadas”, como Francesc de Carreras, Soraya Sáez de Santamaría, José Bono, Enrique Álvarez Conde, Pedro González Trevijano y hasta la treintena de aportaciones externas. Un trabajo hecho desde la experiencia y el conocimiento que duerme el sueño de los justos en los cajones de muchos políticos españoles.
          Cualquier reforma en ese sentido debe, forzosamente, partir de propuestas concretas, consensuadas con otras fuerzas políticas dispuestas a seguir el complejo proceso descrito más arriba.
          Más sentido tiene la propuesta de Albert Rivera: “Un pacto con PP y PSOE para reformar España”, al menos, si llegan a un consenso, primero sobre lo que hay que reformar y segundo sobre cómo, solo estarían a un paso de lograr el objetivo, un paso nada fácil: el referéndum.
           Que quieren que les diga, soy pesimista, no estamos en la transición de los setenta, cuando desde la derecha a la izquierda, pasando por los nacionalistas vascos y catalanes, lo que querían era terminar con un régimen autoritario e implantar una democracia donde todos tuvieran cabida. Había miedo a que el ejército obstaculizara o se opusiera al proceso, no había más interés que salir de aquello de forma pacífica, sin que las lógicas discrepancias pasaran a primer plano. Había que ceder por todas partes para que, ante un posible impasse, los poderes fácticos no tuvieran la tentación de recuperar la dirección del país.
          No estamos en eso, España, la democracia española, ha transformado a nuestra sociedad, y el ejército, tras la vacuna del 23 F, asume su función de garante de la seguridad exterior e interior del país, a las órdenes del ejecutivo.
          La dificultad está, en primer lugar, en el acuerdo entre partidos. Cuando cada uno de ellos habla de reforma constitucional lo hace en referencia a cuestiones diferentes por lo que el acuerdo se antoja difícil. Si el consenso en temas como la sucesión a la corona, podría fácilmente acordarse, nada hay que hacer en cuanto se pretenda modificar la cuestión territorial y las competencias transferidas. Las tensiones de una y otra parte, las centrípetas de algunos partidos nacionales y las centrífugas de los nacionalistas periféricos son en esto irreconciliables. Se ha ido demasiado lejos y ahora el regreso a la racionalidad se antoja muy difícil.
         No ya reformar la Constitución, hasta gobernar, tras las próximas elecciones generales, va a requerir el acuerdo entre dos o tres partidos. El PSOE, como ha hecho en las elecciones autonómicas y municipales, es capaz de pactar con quien haga falta, su objetivo, repetido hasta la saciedad, es desalojar al PP del gobierno. 
          Nulas son pues sus promesas a los independentistas catalanes de reformar la Constitución sin el concurso de los populares. No se puede estar a la vez rechazando y combatiendo, a cualquier precio, al Partido Popular para, a reglón seguido, negociar imprescindiblemente con ellos una reforma constitucional.
La política puede ser “el arte de lo posible”, pero a veces los políticos se empeñan en proponer lo imposible. ¿Es que no se paran un momento a estudiar la viabilidad de sus propuestas?  Ofrecer reformas constitucionales, cuando no se ha dado ni un solo paso en el camino del consenso previo, es solo un brindis al sol.

sábado, 1 de agosto de 2015

LA "E" DE ESPAÑA

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 1 de Agosto de 2015


            Se empieza por pitar al Himno y al Rey de España y, como no somos el partido de gobierno, la cosa no va con nosotros. Se sigue facilitando el acceso a las instituciones a radicales y separatistas, y cuando estos quitan bustos y retratos del Rey, o cambian nombres de calles o polideportivos, no entramos en la polémica y recomendamos al gobierno “no entrar al trapo de los provocadores”.

         Eso sí, si en un momento determinado hay que colocar una enorme bandera española “virtual” durante una acto público, pues se pone y tan contentos.

         Pedro Sánchez parece que ha aprendido de su antecesor en la secretaría general del partido, Rodríguez Zapatero que no se levantaba al paso de la bandera norteamericana en un gesto que pretendía heroico y no era más que una falta de respeto a un país amigo y aliado y una considerable falta de educación.
        
         Hemos tenido mala suerte los españoles, socialistas o no, con este “pollo pera” que trata de demostrar a los votantes de su oponente en las elecciones a la secretaría general del partido, Eduardo Madina, al que votaron un 37 por ciento de los militantes, que es más radical que él. Se siente culpable de haber ganado. Tiene complejo de que la mitad del partido no lo quiere y sobre todo tiene un complejazo que no se quita de encima que se llama Susana Díaz, más inteligente que él y más querida en el partido.

         Socialistas como Leguina, Paco Vázquez, Rodríguez Ibarra, Guerra y hasta el mismísimo Felipe González han corregido públicamente algunas manifestaciones y acciones del actual secretario general. Casualmente, o no, a Zapatero no se le ha oído, más bien seguía sentado en su silla del Consejo de Estado, hasta que por fin le ha salido el momio que estaba esperando, por cierto, único ex presidente que pertenecía a esta alto organismo consultivo, incompatible con otras actividades públicas o privadas.

          Si llega a la Moncloa será aupado por los populistas de Podemos, nunca ganará unas elecciones al PP, sea quien sea el candidato popular. Veremos entonces, ojalá no, donde queda la “E” de España del PSOE.

sábado, 25 de julio de 2015

TURQUIA ENTRA EN LA GUERRA



               Un atentado contra un puesto fronterizo de Turquía, con el resultado de un militar muerto y dos heridos, ha sido el factor desencadenante de la entrada del país euroasiático en la guerra que algunos países occidentales mantienen con el Estado Islámico (DAESH) y que S.S. el Papa Francisco calificó como “una Tercera Guerra Mundial combatida por partes”, en su visita a Bosnia de junio pasado.

Trescientas detenciones simultáneas, de posibles terroristas yihadistas, kurdos y militantes de extrema izquierda (curiosa mezcla), han acompañado a los bombardeos de los cazas turcos sobre posiciones del DAESH en Siria que han causado 35 bajas.

Para que no quepan dudas de la implicación de Turquía en esta IIIGM, a lo anterior hay que añadir la autorización a los bombarderos norteamericanos para utilizar la base aérea de Incirlik, en el este de Turquía.

Hoy mismo, nuestro Ministro de Asuntos Exteriores, García – Margallo, contaba en una emisora de radio que el avance territorial de los yahadistas es muy importante y lo ilustraba diciendo que en una reciente reunión de ministros de exteriores europeos, al iniciarse, el Estado Islámico ocupaba 100 Kms. de la costa de Libia y al terminar, la zona ocupada era ya de 200 Kms.

O los occidentales nos tomamos en serio, nuestros gobiernos y oposiciones políticas quiero decir, todos a una, esta IIIGM o pagaremos muy caro las consecuencias de su ceguera.

Mientras estos nuevos políticos, por llamarles de alguna forma, se dedican a quitar bustos del Rey Juan Carlos y fotos de su hijo el Rey Felipe, o cambiar nombres de pabellones deportivos, como si fuera lo más urgente del mundo, por ahí fuera, y aquí dentro, se está librando una batalla de la que depende nuestro futuro como civilización occidental y nuestras vidas.

Que un ataque al puesto fronterizo turco y la muerte de un militar haya “despertado” al gobierno turco, tan dubitativo hasta ahora, a pesar del atentado del pasado día 20  en la ciudad de Suruc, cerca de la frontera con Siria, que causó 31 muertos civiles, obedece, sin duda, a la presión de los militares turcos sobre su gobierno, hartos de la pasividad a la que tantos políticos occidentales nos tienen acostumbrados.

Muchos militares, turcos y no turcos, observan con indignación los flagrantes incumplimientos de las leyes, que los políticos no se atreven o quieren corregir.  Muchos militares, Servicios de Inteligencia y Fuerzas de Seguridad están hartos de advertir a sus políticos de los peligros de ciertos comportamientos de nacionales y extranjeros, en cumplimiento de su obligación de velar por la seguridad del país y protegerlo de sus enemigos externos e internos.

Lo que está pasando en Turquía, con el DAESH en su frontera, aun no lo vemos por aquí, pero solo digo aun. De no pararlos cuanto antes no se sabe si sus continuas amenazas de reconquistar Al Ándalus serán algún día realidad. Mientras nos entretenemos en pelearnos entre nosotros.

Estamos en “Alerta 4” por temor a un más que probable atentado terrorista, solo un escalón menos que la máxima alerta que ye tienen en países como Francia e Italia, con el Ejército en la calle protegiendo instalaciones y edificios estratégicos. Y aquí, nuestros políticos tocando el violón: “que este se pone corbata”, “que si la otra es lesbiana”, “que hay que cambiar tal nombre”, “que quien saca la bandera más grande”, “que vamos a suprimir las Misas” (a ver si se atreven a prohibir la llamada al rezo de los imanes desde el minarete, altavoces incluidos)…

Menos mal que Ejercito, CNI y Fuerzas de Seguridad no bajan la guardia. ¡¡Dios nos coja confesados!!

sábado, 18 de julio de 2015

PAREN QUE ME BAJO

 Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 18 de Julio de 2015


           Magnífica tribuna de Antonio Porras en el Diario de Cádiz el domingo, titulada “Ideologías y Guarradas”. Termina con esta frase: “A veces parece que la humanidad civilizada cabalga imparable en su camino de regreso hacia los árboles”.  Y lo ilustra con el siguiente razonamiento: “a cualquiera podría parecerle una grosería injustificable, una auténtica guarrada, pero ahora resulta que no solo es una cuestión ideológica, sino de libertad de expresión y hasta artística”. La “artista” es, la militante de Podemos Águeda Bañón,  jefa de prensa del Ayuntamiento de Barcelona y “actriz postporno”.
         Otro artículo reciente en nuestro Diario describía con estupor algún acto público, que les ahorro, “como si fueran una pareja de monos en el zoo”. La humanidad, esta humanidad tan avanzada, tan progresista del Siglo XXI ha perdido los valores, el sentido común, la vergüenza y la educación.

         Estos progres desconocen que la educación no es más, ni menos, que el respeto a los demás. Comer con la boca cerrada no mejora el metabolismo, lo hacemos así porque el de enfrente no tiene por qué soportar el espectáculo nauseabundo  de nuestra masticación. Responder a un saludo, contestar un correo, son muestras de consideración hacia el otro.

         Enseñamos, o deberíamos enseñar, a nuestros hijos a ceder  un asiento, en señal de respeto a los mayores, a ayudar a una persona impedida que lo necesite. Enseñamos, o deberíamos enseñar, que hay actos fisiológicos, comunes a todos, que debemos realizar en privado y sin publicidad, simplemente por respeto a los demás.

         En definitiva, la buena educación, esa que se transmite, o debería transmitirse, de padres a hijos no es más que una serie de normas de respeto a nuestros semejantes.

         Siglos de avances espectaculares en las ciencias conviven con el retorno a la selva de muchos habitantes de este planeta. Si este  es el mundo que nos ofrecen estos autodenominados progres, párenlo que me bajo.

         

viernes, 10 de julio de 2015

GRECIA



           Cuando escribo este artículo, el final de la crisis griega, y europea, no ha tenido aun su desenlace. Podemos intuirlo, tras el inútil y absurdo referéndum celebrado el pasado domingo 5 de julio, pero hay algo que es más preocupante para nosotros porque puede contagiarnos: el populismo.
 Charlatanes de feria, sin base alguna, haciendo promesas incumplibles. Lo mismo da prometer 72 huríes para conseguir, nada menos, que jóvenes conversos al Islam entreguen sus vidas, que el paraíso terrenal de justicia social, bien estar, asistencia médica gratuita y universal, y enseñanza gratis total y todo eso sin pagar impuestos, y jubilaciones cada vez más tempranas y…lo que quieran, con tal de que me den el poder, que luego ya me encargaré yo de administraros.
En Grecia han tenido de todo y a precio muy barato, han ido incrementando la deuda, llevan ya dos rescates y han pedido el tercero, los impuestos no se pagaban, la jubilación era muy temprana, especialmente en los funcionarios y había, y hay, muchísimos funcionarios. No tienen dinero y reabren la Televisión pública, órgano fundamental de propaganda del populismo. He oído opiniones autorizadas que hablan de un “estado fallido”. La consecuencia de tantos y tan malos gobiernos la pagan, como siempre, las clases medias, las que sostienen al Estado y que en estos casos tienden a su desaparición.
Alexis Tsipras, Primer Ministro Griego, líder del partido  ultraizquierdista Syriza, está llevando las negociaciones con los organismos acreedores, desde la arrogancia y el aplauso de un 36 por ciento del electorado griego (60 por ciento del 60 por ciento de electores que fueron a votar), de la ultraizquierda mundial, desde Maduro a Pablo Iglesias, y de los euroescépticos como Marie Le Pen.
Amenaza el griego con una aproximación a Rusia, lo que pone más nervioso a Barack Obama que a los propios europeos, aunque Rusia, en el terreno económico no está para tirar cohetes. Esas son sus armas, el aplauso de los extremistas y la amenaza del cambio de bando político, no el “corralito”, ni la situación desesperada de los jubilados griegos, la falta de medicamentos y alimentos, el paro, o la inflación.
Muchos españoles albergan la vaga esperanza de que la experiencia griega nos sirva de vacuna contra los populismos. Perdamos  cualquier ilusión. Eso no pasará. Los populismos manejan como nadir la propaganda y ya están vendiendo como un sonoro triunfo el “no” del 36 por ciento el electorado griego, y la firmeza en las negociaciones de Tsipras, aclamado en la Cámara europea por extremistas y euroescépticos.
Lo peor es que muchas personas los ven como la salvación, como el remedio de situaciones personales complicadas a las que aun no ha llegado la salida de la crisis y la recuperación económica. De ahí salen  fundamentalmente sus electores, esos y los despechados por cualquier otro partido político, los defraudados por los políticos a los que votaron, en una palabra, el voto de todos los descontentos.
El populismo mantiene a los Castro en Cuba, Chaves/Maduro en Venezuela, aupó a Hitler y Mussolini al poder  y está llevando a Grecia a la quiebra. Da igual que sea de derecha o izquierda, los extremos se tocan, se complementan y juntos son la ruina de naciones enteras, cuando no el estallido de conflictos armados. Están Vds. avisados, aunque no sirva de nada.                         

sábado, 4 de julio de 2015

GUERRA DE CIVILIZACIONES

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 4 de Julio de 2015


Se me acaban los calificativos para esos descerebrados que matan sin piedad,  de la forma más cruel, a cientos de seres inocentes, da igual en qué país, da igual de que religión o ideas políticas. No existe un motivo o causa objetiva que pudiera, de alguna forma, indicar a las fuerzas de seguridad la población a proteger. No se puede establecer un plan previo de seguridad. Únicamente una alerta permanente de los cuerpos de seguridad y servicios de inteligencia pueden, y de hecho lo logran, evitar masacres como la del viernes 26 de junio pasado.

Todavía nuestros dirigentes políticos dudan y son cobardes a la hora de tomar decisiones difíciles pero necesarias. El primer Ministro Francés, Manuel Valls habló de “una guerra larga” y “guerra de civilizaciones”. De inmediato la prensa internacional, los políticos de la oposición y la izquierda radical europea se apresuraron a descalificar sus palabras, le han llamado de todo hasta obligarle a desdecirse.

Para muchos todavía estamos en aquel invento maravilloso de nuestro Presidente Zapatero llamado “Alianza de Civilizaciones” que tantas muertes de inocentes ha evitado. Muchos no se han enterado que los terroristas no razonan, no quieren oír hablar de nada que no sea cortar el cuello a los infieles o poner bombas para causar cuantas más muertes mejor. Donde sea y contra quien sea, como en el triste viernes 26 pasado que parece ya tan lejano. 

Algunos jefes militares españoles y extranjeros, en contra de la opinión de sus dirigentes políticos, abogan por intervenciones en tierra en las zonas ocupadas de Siria e Irak, demostrada la poca eficacia de los bombardeos con drones y el poco apoyo occidental, al menos no el suficiente, a kurdos y sirios que los combaten cuerpo a cuerpo.


Demasiados prejuicios, miedos, cobardía e intereses políticos. Demasiado mirar para otro lado, no querer llamar a las cosas por su nombre, como ha hecho Manuel Valls. Mucha ceguera que nos lleva a muchos funerales, pero parece que todavía no son suficientes.

viernes, 26 de junio de 2015

EL CRUCIFIJO



                  Fruto de una pésima educación y de la pérdida absoluta de valores humanos, no digamos ya morales o éticos, son las cada vez más frecuentes ofensas y faltas de respeto a los demás que se dan en nuestra sociedad. Ofensas a sus creencias, sus valores, su familia y a su propia vida.

         Ha dado la vuelta al mundo la jura de su cargo como Alcalde de Brunete de Borja Gutiérrez, sencillamente porque solicitó que le trajeran un crucifijo delante del cual efectuó el juramento. Los vecinos de Brunete presentes, quizás no todos, pero una considerable mayoría irrumpieron en una sonora y larga ovación. El hecho, por extraordinario, ha tenido una enorme difusión en los medios de comunicación y redes sociales. Las adhesiones recibidas por Borja son millonarias.

         Que en España, la católica España, (todavía el setenta y dos por ciento de los españoles nos declaramos católicos), un hecho como este traspase los límites de la normalidad significa muchas cosas y ninguna de ellas buena. Significa que los católicos no hemos sabido conservar nuestros derechos como mayoría social, que por el contrario nos hemos acomodado, nos hemos vuelto impasibles (¿cobardes?) ante los ataques a nuestras creencias y costumbres, dejándonos invadir por el nihilismo y un laicismo beligerante. ¡Qué cómodos nos hemos hecho a las primeras de cambio! 

         Tan cómodos, o tan cobardes, como católicos lo somos como españoles, admitiendo, impasibles, algo que no ocurre en ningún país del mundo, que ni se les pasa por la imaginación: abuchear a nuestro Himno y al Rey de todos los españoles, y así un año y otro….y no pasa nada.

         Claro, ¿Qué se puede esperar de una clase política que, como novedad y excepcionalmente, exhibe la bandera nacional en una concentración de militantes? Lo habitual, o lo que debería ser habitual ha dejado de serlo, la normalidad, ahora, es que no haya banderas españolas, se pite al Himno y al Rey, o que desaparezcan los crucifijos en colegios y actos públicos

         Los enemigos de la Religión Católica saben dónde nos duele, lo que para nosotros significa un crucifijo y, aunque para ellos solo sean dos maderas cruzadas, lo atacan con saña sabedores del daño que causan y. lo que es más grave, que no habrá reacción, que pondremos cobardemente la otra mejilla.

         No se les ocurriría, ni de lejos, (ellos también son muy cobardes), hacer algo semejante en una sinagoga o una mezquita. Yo no propugno responder de igual manera, pero la pasividad, la indiferencia, el dejar hacer, solo lleva a una escalada de actos similares o peores. Y además nos amparan las leyes.

sábado, 20 de junio de 2015

BRITA Y LAS ELECCIONES

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 20 de Junio de 2015


         Tal como quedamos hace una semana, Brita volvió a llamar. Sabía que lo haría. Demasiado tentador para una nórdica, por mucho y bien que nos conozca, dejar pasar una ocasión como esta de meter el dedo en el ojo (con todo cariño, desde luego).
         No se reía, pero el tono era jocoso. No hizo ningún comentario, pero esperaba ansiosa los míos. La conversación, más o menos fue así:
-      Hola Jaime, ya pasó el sábado 13.¡¡Por fin la normalidad!!
-      Siento contradecirte Brita, pero lo que veo en las redes sociales y en la prensa no parece que sea muy normal.
-      ¿A qué te refieres? ¿No se ha desarrollado todo desde los más estrictos principios democráticos?- Creo que en ese momento se le escapo una apenas perceptible risita.
-      Partiendo de la base de que nuestra Ley Electoral está caduca y de que nuestros políticos de nuevo cuño tienen de todo menos preparación para asumir estas responsabilidades, te diré que en esto de los pactos ha habido tanta variedad, tanta mezcla, tanto disparate que, por fuerza, será cuestión de tiempo, no mucho, que empiecen a tirarse los tratos a la cabeza.
-      Me sorprendes. Está claro que no te ha gustado.
-      Es cierto, no veo ninguna lógica. En un sitio vale una cosa y en de al lado la contraria. Las alianzas en muchos casos, solo tiene el objetivo de desalojar, precisamente, al partido más votado, al que han apoyado más ciudadanos.
-      Bueno, pero si sumas los tres, cuatro o cinco que se alían son más y eso es democracia.
-      ¿Me quieres decir que esos tres, cuatro o cinco partidos llevaban el mismo programa? ¿las mismas propuestas? ¿la misma ideología? ¿similares candidatos?
-      Hombre eso no. Son distintos.
-      Entonces, si son distintos ¿Qué  programa van a seguir?
-      Pues una mezcla.- Me dice sin evitar una sonora carcajada.
-      Vale. Tú lo has dicho. Una mezcla, de tres, cuatro a cinco. Quedamos para dentro de unos meses, no muchos. Quizás antes de las generales. Ya te contaré.

           

sábado, 13 de junio de 2015

BRITA Y LA "MILI"




-              -  Te llamo para otra cosa, pero ¿tú entiendes algo de este galimatías que ha resultado de las últimas elecciones en España?

-      -  Bien Brita - le respondo – una palabra nueva en tu cada día mejor vocabulario español. Yo también lo llamaría, apunta, guirigay, pero te confieso que la realidad, los resultados, han superado con mucho las previsiones más derrotistas. Claro que según para quien, como siempre. Ya veremos en qué acaba. Entonces, si quieres, hablamos.

-          -  De acuerdo, ya hablaremos. Hoy te llamaba, después de tanto tiempo, porque llegué a España hace unos días y en un programa de televisión oí a un juez de menores, Calatayud, creo que se llama, decir que el Presidente Aznar había cometido un gravísimo error suprimiendo el servicio militar obligatorio. Me sorprendió mucho.

-             - Si Brita, yo también vi ese programa. Te explico: El juez Emilio Calatayud, efectivamente es Juez de Menores en Granada y se ha hecho muy famoso en España por sus sentencias, siempre orientadas a la recuperación de esos jóvenes delincuentes que pasan por su juzgado.
Suele condenar a trabajos sociales que hacen recapacitar a los condenados sobre el mal causado y, según él mismo, en el ochenta por ciento de los casos consigue su objetivo.

-                     - ¿Pero qué tiene eso que ver con el servicio militar?- seguía preguntando Brita impaciente, pensando que me iba por las ramas.

-      Pues tiene que ver con ese otro veinte por ciento que él llama “carne de cañón”, o muy difícilmente recuperables. Esos son los que él piensa que, si hubieran pasado por un cuartel o campamento militar, aunque solo  fueran unos meses, habrían adquirido hábitos y valores incompatibles con una vida de delincuencia reiterada.

-      Pero esos valores y esos hábitos también se adquieren en las familias y los colegios, no hace falta ser militares para tenerlos. Yo creo que los tengo y no soy ni he sido militar.

-      Tienes razón. También se pueden adquirir en las familias y en los colegios, como tú dices, pero la realidad actual en España es que todos esos chicos no los han adquirido en su momento, por dejación de los padres fundamentalmente y por permisividad de profesores y educadores.  Por eso el juez Calatayud decía, y yo le doy la razón, que en la “mili”, los chicos salían mucho mejor que habían entrado y que es una pena que se suprimiera.

-      Tú eres militar, tú sabrás si tiene o no razón.

-      Por eso te lo digo. Hace ya muchos años, pero me acuerdo que en algunos barcos se daban clases a los marineros y muchas veces eran otros compañeros suyos con mejor formación académica los que daban las clases, pero no solo en ese aspecto, también aprendían a obedecer, ser disciplinados, tener compañerismo, respetar no solo al superior en grado sino a sus propios compañeros, compartir, ayudar,…

-      Bueno, lo entiendo, pero me sigue sorprendiendo que un juez eche de menos la “mili” obligatoria, como si no hubiera otra salida.

-      Brita, ¿has leído encuestas del CIS sobre las instituciones españolas?.

-      Alguna, pero no recuerdo ahora…

-      Te refresco la memoria: La institución más valorada por los españoles son las Fuerzas Armadas. ¡Quién nos lo iba a decir hace unos años ¡ y lo son porque se han dado cuenta de cuáles son las virtudes que acompañan a esta profesión y que te acabo de enumerar. Virtudes que la sociedad echa en falta en otras instituciones y otros servidores públicos que no hace falta que te aclare.

-      Supongo que la propuesta del juez no pasará de ahí.

-      Por desgracia. No digo yo un servicio militar obligatorio, pero algo parecido a lo que tienen en Suiza, una formación castrense básica para toda la población que, desde luego, no les va a sobrar en su vida civil, algo que supla los desastrosos resultados educativos de España, hasta que los políticos se decidan a dejar de lado sus intereses partidistas y piensen un poco más en España. Hasta que firmen un  Pacto Nacional por la Educación, y los padres se conciencien de la responsabilidad que adquieren cuando traen a un hijo al mundo.

-      He oído que este juez ha publicado un “Decálogo para formar a un Delincuente”. ¿Es eso cierto?

-      Si. No te sorprendas. Puedes verlo en cualquier buscador de Internet y te aseguro que muchísimos padres españoles lo siguen al pie de la letra. Así los juzgados de menores están cada vez más colapsados. Al final el juez va a tener razón y alguna de las próximas generaciones restablecerá la “mili” obligatoria. “Ya que no somos capaces de educar a nuestros hijos, que lo hagan los militares” pedirán en manifestaciones públicas.

-      No seas exagerado Jaime.

-      Es una caricatura, pero alguien tiene que hacerlo.

-      Bueno, queda pendiente la charla sobre el “galimatías” electoral.

-      De acuerdo. Lo dejamos por hoy. Llámame la semana que viene, a ver si se ha aclarado un poco este guirigay que se ha formado con las elecciones.