Google+ Followers

sábado, 28 de diciembre de 2013

A LA COLA DE EUROPA


              A Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía y una de la figuras emergentes del PSOE, le preocupa muchísimo que la nueva Ley sobre el aborto, que inicia el trámite parlamentario, nos hace retroceder en el tiempo a la etapa previa a la transición democrática y “nos sitúa a la cola de Europa”.

            Para la flamante presidenta de la comunidad andaluza, la Ley, que pretende salvar vidas de seres indefensos, es “cruel e insensible” y amenaza con paralizarla, aun antes de que pase por la tramitación parlamentaria donde puede ser modificada, recurriéndola ante el Tribunal Constitucional.  

             La joven política, que lleva ocupando puestos de responsabilidad en su partido y en la Junta de Andalucía casi desde que era una niña y por tanto con alguna cuota de responsabilidad en que esta comunidad ocupe, ahora sí, los últimos lugares de la OCDE en educación, con tasas de abandono escolar superiores al resto de comunidades españolas, siendo España de los últimos países en ese ranking, o esté también a la cola en las listas de desempleo, no se había mostrado tan indignada y dispuesta a dar la batalla contra estos índices.

             A pesar de su promesa de lucha sin cuartel contra la corrupción, por el momento  no ha pasado de una declaración de intenciones, y eso también sitúa a Andalucía entre las más destacadas, en sentido negativo claro, de las comunidades autónomas españolas.
            Pero el aborto es otra cosa. Da muchos votos de la izquierda, por donde IU les está haciendo más daño, y todos esos votos de movimientos feministas, contestatarios y “progresistas”, cuyo avance social persigue, entre otras mejoras, que las niñas de 16 años puedan abortar sin ni siquiera consultar a sus padres.

            Que se trata de un tema controvertido nadie lo duda, pero esta izquierda tan indignada y dispuesta a llevar la cuestión a Europa, no se ha parado a considerar que el proyecto de Ley ahora a debate se parece bastante a la Ley  de Julio de 1985 de Felipe González que modificaba el Artículo 417 bis del Código Penal, aunque reduce de tres a dos los supuestos, y es posible que finalizado el debate parlamentario se parezca aun más.

            Entiendo que todos, favorables a la nueva Ley y detractores, quieren evitar muertes de inocentes y penas de cárcel para las mujeres que se vean en tan terrible situación, y ambos objetivos son compatibles pero necesariamente deben ser regulados.

            Lo que debería asumir sin demora el Gobierno, este y los que vengan, incluso mediante pactos entre partidos, es su responsabilidad sobre una educación sexual adecuada a los jóvenes que evite embarazos a esas edades, información sobre planificación familiar y, sobre todo, no dejar exclusivamente a las asociaciones como Red Madre la atención a mujeres con embarazos no deseados, a las que hay que acoger, informar, atender personal y medicamente, antes y después del parto.

            No he hablado en todo el artículo de creencias religiosas, esas pertenecen a cada uno y naturalmente son todas respetables, pero no pueden ser impuestas en uno u otro sentido. He hablado de respetar la vida humana y la libertad de las mujeres, y digo que son compatibles, que debe haber soluciones incluso de acogida, apadrinamiento o adopción a ese hijo enfermo o no deseado. Todo menos matarlo.


           

domingo, 22 de diciembre de 2013

LA GRAN COALICIÓN

Publicado en el Diario de Cádiz el domingo 22 de Diciembre de 2013

Deseo a todos mis lectores unas muy Felices Navidades y un año 2014 de Paz y Amor para todos los seres humanos. El final de las guerras, de los conflictos y que se termine la pobreza. Todo es posible con el esfuerzo y el trabajo de quienes poseen el poder y el dinero. ¿Querrán hacerlo?

LA solución alemana de la gran coalición, entre socialdemócratas del SPD y los democristianos del CDU, de la triunfadora Angela Merkel, solo pueden movernos a una sana envidia. Envidia de contar con una clase política con sentido de Estado.

La situación alemana no es comparable con la española, para nuestro mal. Ni los índices de desempleo, ni el conflicto territorial, cada uno de por sí suficientemente grave, han sido motivo para que los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, ni siquiera propusieran una coalición gubernamental para atajar estas cuestiones.

La importante caída de las expectativas de voto del PP, en buena parte debida a las medidas económicas que se han visto obligados a tomar (otro buen motivo de consenso, si hubieran antepuesto los intereses nacionales a los del partido) y el estancamiento del PSOE en sus encuestas, pronostican la irrupción en el parlamento de partidos hasta ahora muy minoritarios y el crecimiento de IU y UPyD.

Si el comportamiento de PP y PSOE sigue siendo, como hasta ahora en los 35 años de democracia, del enfrentamiento por el enfrentamiento, sin más objetivo que desgastar al contrario, tratando de desalojarlo del poder para ponerse ellos, sin un ápice de sentido de Estado, terminará gobernando el que consiga más apoyos de los nacionalistas, quedando su gestión condicionada por los intereses de quienes les permiten gobernar.

La situación es de auténtica vergüenza, con índices de corrupción y desempleo insoportables, y un conflicto territorial que deteriora por momentos la convivencia entre los españoles, y no parece que PP y PSOE sean conscientes de esta gravedad. Con dos años de legislatura por delante y el permanente enfrentamiento, no se atisba ni una ligera esperanza de solución.

Hemos hablado, en anteriores ocasiones, de la necesidad de "Pactos de Estado" para la Justicia, la Educación, el Desempleo, la Sanidad, y otras cuestiones que no deben estar sometidas a los vaivenes electorales. Ya no basta, ya no estamos en situación de pactos parciales. En estos momentos se impone una gran coalición, como en Alemania.

Luego, cuando sea demasiado tarde, vendrán las inútiles lamentaciones. ¿Y cómo estará España entonces,…o lo que quede de ella?

viernes, 13 de diciembre de 2013

ENTREVISTA TV - VENTANA A LA HISTORIA: SERVICIOS DE INTELIGENCIA


           Hoy sustituimos el habitual artículo de los sábados por una entrevista realizada en Onda Luz TV, televisión de la Bahía de Cádiz, el pasado miércoles 20 de Noviembre de 2013.

            Se trata de una entrevista personal sobre los contenidos de la conferencia "Los Servicios de Inteligencia: Historias y Mitos" pronunciada en el Ateneo de Cádiz en mi ingreso el 30 de Enero  pasado, y en el Hotel Pinomar de El Puerto de Santa María (Cádiz), el pasado verano:

http://www.andaluciainformacionweb.com/andalucia/357868/jaime-rocha-en-ventana-a-la-historia/?

sábado, 7 de diciembre de 2013

SINDICATOS Y TRANSPARENCIA

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 07 de diciembre de 2013
      
          
NUNCA es tarde… y aunque debería existir desde hace mucho tiempo, por fin parece que va a entrar en vigor una Ley de Transparencia que pretende poner freno a tantísimos casos de corrupción como se están descubriendo en España, un día sí y otro también.

La Ley será manifiestamente mejorable, con toda seguridad, como todas. La experiencia, una vez entre en vigor, dará las pautas para su mejora, pero aun imperfecta, no puede esperarse más. La situación de la corrupción en nuestro país nos sitúa a niveles tercermundistas. Parece que no existieran leyes morales que pusieran límites a tanta estafa, robo, corrupción; o muchos políticos, banqueros, empresarios y sindicalistas ignoran absolutamente el significado de palabras como ética, honradez, solidaridad…

En los inicios de la tramitación de la Ley de Transparencia todos los partidos se apresuraron a incluir a la Casa Real y a la Iglesia Católica con mucho interés, como si ambas fueran las mayores defraudadoras de España, quizás motivados por el caso Urdangarín y una recurrente manía persecutoria hacia la institución que más ayuda a los necesitados en todo el mundo.

Curiosamente, los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, con la misma rapidez que pedían la fiscalización de la Casa Real y la Iglesia, se negaban a ser incluidos como objetivos de la fiscalización de sus cuentas que la nueva Ley impone. Los demás sí, pero ellos no.

Piden, con todo derecho, la publicación del destino de los dineros públicos, sea quien sea su administrador, pero para nada hacer públicos los sueldos de sus dirigentes, liberados y empleados.

Como la crisis económica no perdona, la UGT, ha tenido que hacer un ERE en Madrid, Aragón, Andalucía y otras comunidades que afectan a casi el sesenta por ciento de sus empleados, con las condiciones, tan criticadas por sus dirigentes, de la nueva Ley de la Reforma Laboral del PP.

Aunque no todos los ERE han prosperado, muchos empleados de UGT han pasado a las listas del paro e inmediatamente se han producido las denuncias por corrupción, de estos desempleados a sus antiguos dirigentes, algunos de los cuales ya han dimitido de sus cargos.

Por algo no querían que les afectara la Ley de Transparencia, ellos querían la Ley del Embudo
.

sábado, 30 de noviembre de 2013

EXCARCELADOS


          No hay que especular ni buscar responsables externos de lo que está ocurriendo en España con la salida masiva de terroristas, violadores y asesinos de niños de la peor especie. La responsabilidad está en nuestra “clase política”, esos políticos que han hecho de su actividad de servicio al pueblo una profesión de la que tratan de vivir el máximo tiempo posible.

          Naturalmente, para mantenerse en el coche oficial, hay que gobernar sin comprometerse demasiado en los temas más delicados. Hay que dejar hacer, pasar por alto, seguir la  corriente, aunque se cause, por dejación, un grave perjuicio a los ciudadanos.

          Los socialistas del PSOE, cuando han gobernado, han querido llevar al extremo su mal llamado progresismo, manteniendo unas leyes penales extremadamente garantistas para los delincuentes, basando toda su política penitenciaria en las reinserción social de los condenados, creyéndose con ello estar a la vanguardia de las sociedades más avanzadas. Por cierto que en alguna de ellas conservan la pena de muerte, de lo que discrepo, o cadenas perpetuas revisables, en lo que estoy de acuerdo.

          Por su parte, la derecha que el Partido Popular representa, continua amordazada por sus muchos complejos, como si tuviera que hacerse perdonar la Guerra Civil española en la que no tuvieron parte, ni ellos ni sus más recientes antepasados, pero se han dejado ganar por la “agipro” socialista que se empeña en esta falsa identificación. Estos complejos le han impedido modificar, hasta ahora, las leyes garantistas del socialismo.

          Por unos y otros, por unas razones y otras, el Código Penal franquista de 1973, no es modificado hasta 1995, y en esa modificación no se contempla precisamente un endurecimiento de las penas más graves, pensando siempre que el arrepentimiento, los trabajos y estudios realizados en prisión, merecen una muy generosa recompensa en  remisión de las penas.

          Para salvar, en parte, los vacios legales, el Tribunal Supremo de España, en sentencia del 28 de febrero de 2006, establece la conocida como “doctrina Parot” por la que las reducciones de penas deben aplicarse a cada una de las condenas individualmente, y no al máximo legal permitido por la Ley del 73 que eran 30 años.

          Lo que el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo considera un error de la justicia española es la retroactividad de la doctrina Parot, con lo que no puede ser aplicada a los delitos cometidos con anterioridad a su promulgación, es decir antes de 2006.

          España, como firmante de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, está obligada a cumplir las sentencias del Alto Tribunal. Otra cosa es que no solo no ha sabido transmitir a los jueces de Estrasburgo la verdadera gravedad de un pronunciamiento de este calado, con la posibilidad de que estos asesinos, ni arrepentidos ni reinsertados, cometan nuevos asesinatos, sino que el representante español en ese Tribunal, el Juez López Guerra, ponente del caso, inclina con su voto favorable la decisión liberadora de asesinos. Si desgraciadamente hubiera un solo caso de reincidencia, ¿sobre qué conciencias recaerá?

          El tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, por un solo voto de diferencia, ha puesto en la calle a terroristas, violadores y asesinos en serie, sin cumplir la pena máxima legal y a los que se les han aplicado las reducciones por trabajo o estudios, y que fueron condenados antes de 2006, sin que parezca importarle las consecuencias de sus decisiones; no importa si el más aberrante de los asesinos o violadores que ha despreciado los derechos humanos de los demás, vuelve a pisar las calles. Ni siquiera recomienda medidas de cuidado para los casos graves, entre otras precauciones lógicas de seguridad para la sociedad.

          Tras la primera excarcelación, la de la etarra Inés del Rio, los ministros del Interior y Justicia, en rueda de prensa acompañados por la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, quisieron dejar muy claro que los demás casos se estudiarían uno a uno y que para nada iba a haber excarcelaciones masivas. Para desmentirlos, en menos de 24 horas, la Audiencia Nacional, respaldada más tarde por el Tribunal Supremo, comenzó a excarcelar a decenas de asesinos, asombrando a propios y extraños por su inusitada celeridad.

            Pero todo esto se hubiera evitado si nuestros políticos, en treinta y cinco años de democracia, hubieran elaborado un nuevo código penal que contemplara penas más duras para la comisión de delitos de especial gravedad, exigencia de arrepentimiento, cambio de comportamiento y penas revisables, pero están muy ocupados en conservar el sillón.

sábado, 23 de noviembre de 2013

URGE UNA LEY DE HUELGA

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 23 de Noviembre de 2013
             

             No se sabe muy bien por qué, la democracia española, después de treinta y cinco años y con alternancias de partidos en el Gobierno, mayorías absolutas y toda clase de alianzas, no se ha atrevido a legislar un asunto tan grave y prioritario como es la huelga.

       La Constitución de 1978, en su Art. 28.2 solo reconoce este derecho y habla a futuro de una Ley reguladora:
      Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad”.
El desarrollo normativo de los derechos de huelga y sindicación recogidos en el artículo 28 de la Constitución Española, debe realizarse mediante Ley Orgánica, que requiere un especial consenso parlamentario al exigirse, para su aprobación, modificación o derogación, mayoría absoluta del Congreso”.

Se refiere también al mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad, es decir el establecimiento de los servicios mínimos para que el resto de los ciudadanos puedan desarrollar su vida con normalidad.

Acaban de vivir los madrileños una huelga de recogida de basuras que ha durado 12 días, en los que no solo no se recogían los residuos urbanos, sino que los “piquetes informativos” formados por sindicalistas y antisistema han causado daños al mobiliario urbano por un valor superior a medio millón de Euros, han esparcido y quemado las basuras sin respetar las entradas de colegios ni hospitales.

Se puede entender y respetar el derecho de los trabajadores a  la huelga, pero no se puede comprender que para reivindicar lo que consideren justo, corten carreteras, destruyan mobiliario y tomen secuestrados a sus conciudadanos a los que ya no solo no permiten realizar sus necesarios y a veces urgentes desplazamientos.

En algunas industrias los efectos de las huelgas se vuelven contra los propios trabajadores, ahuyentando a posibles clientes, como es el caso de los astilleros gaditanos que desde hace muchos años son sinónimo de conflicto, en los que las justas razones para la protesta quedan empañadas por los actos de vandalismo que las acompañan.

¿A qué esperan los políticos para acordar una Ley de Huelga?  

sábado, 16 de noviembre de 2013

LA TERCERA VIA


               El pasado día 9 de Noviembre se cumplieron veinticuatro años de la caída del Muro de Berlín, vergüenza y símbolo del comunismo que imperaba en toda la Europa del Este tras la II Guerra Mundial.

               Tuve la oportunidad de vivir en primera fila todo el proceso del derrumbamiento de esos regímenes totalitarios, cuyos ciudadanos añoraban el nivel de vida y libertades que apenas atisbaban al otro lado de Europa.  Solo el miedo que provoca un régimen de férreos controles policiales lograba mantener sometidos a millones de ciudadanos.

               No hace falta profundizar en las características más destacadas del comunismo que sufrió por décadas esa parte de Europa, pero si quiero destacar el altísimo grado de corrupción de sus dirigentes y las  tremendas diferencias sociales entre la ciudadanía y los miembros destacados del partido.

               La crisis financiera provocada en 2007 por los créditos subprime en los Estados Unidos y la consecuente quiebra de Lehman Brothers el 15 de septiembre de 2008 arrastra a todo un sistema, el capitalista, que había merecido el sobrenombre de salvaje.

              La única característica común de ambos sistemas, comunismo férreo en el Este y capitalismo salvaje en Occidente, ha sido la corrupción de quienes detentaron  el poder político o económico en cada caso. Y en ambos la corrupción ha sido el origen del fin, sin que los culpables, salvo pocas excepciones, hayan pagado a la sociedad por el mal causado.

              La corrupción ha sido y sigue siendo más grave, con consecuencias más nefastas para los ciudadanos, en los casos en los que quienes han ejercido el poder lo han hecho de una forma más continua y dilatada. En la mente de todos están los líderes mundiales que, elegidos o no, cuentan por décadas sus mandatos, pasados o actuales, y es fácil analizar las consecuencias para sus países.

              Pero la corrupción no solo es patrimonio, nunca mejor dicho, de las máximos responsables políticos. Se extiende a todas las capas dirigentes, a muchas personas que por ejercer algún grado mayor o menor de poder han tenido la ocasión de enriquecerse con dinero público.

              La subida que se está produciendo de los partidos nacionalistas y xenófobos de extrema derecha en toda Europa no sabemos en qué puede desembocar. En su mayoría son euroescépticos y si lograran el suficiente poder supondría un paso atrás importante en la construcción de la Unión Europea o incluso su desaparición, extremarán los controles de la inmigración e incluso se producirán expulsiones masivas, como los gitanos de Francia.

                  Sea el que sea el régimen que se termine instalando en Europa, el control de los dirigentes, no solo su elección, debe volver a los ciudadanos, que no súbditos y una de las exigencias que deben imponer es la limitación de mandatos a todos los niveles políticos de las administraciones, hasta justo llegar al nivel técnico, donde deben ejercer profesionales cualificados.

                  Desde que existe la humanidad ha habido liderazgos, dirigentes y sistemas de organización de las comunidades. Las experiencias en la vieja Europa han sido muy variadas según las épocas de la historia y, con avances y retrocesos, la resultante ha sido mejoras sociales, a veces tras cruentas guerras, que nos han llevado a la sociedad del bienestar de la que nuestra generación ha disfrutado.

                  El futuro, que está sin escribir, quizás nos aporte nuevas ideas, nuevos sistemas económicos y políticos, una tercera vía equidistante de nuestros más recientes fracasos, pero estoy seguro de que tras las experiencias vividas, la ciudadanía no se dejará arrebatar, una vez más, la posibilidad de ser dueña de su futuro.

                  Proliferan movimientos ciudadanos que pretenden, justamente, ejercer el control sobre los dirigentes políticos. Evitar, hasta donde se pueda, un regreso a uno u otro extremo del espectro, comunismo o capitalismo, la dictadura de los partidos políticos, la partitocracia que impera en nuestras sociedades.

               Ya me he referido en artículos anteriores al ex ministro del Gobierno de Adolfo Suarez, José Manuel Otero Novas, una de los artífices de la transición política española a la muerte de Franco, y en la actualidad preside el Instituto de Estudios de la Democracia de la Universidad San Pablo – CEU, y a la reciente publicación de su Aula Política, titulada “Recuperar España. Una propuesta desde la Constitución”, como una muestra más de la inquietud social ante un auténtico vacío ideológico de la política actual.

            El próximo viernes 22 de noviembre se inauguran en el Ateneo de Cádiz las “Tertulias Políticas” con periodicidad mensual, en un intento más de encontrar nuevas vías, nuevas salidas a una situación transitoria entre dos sistemas fracasados y que tantas víctimas han dejado por el camino. Otero Novas será su primer ponente, Mocho Pérez y yo coordinaremos la tertulia. Ya les tendré al corriente.

sábado, 9 de noviembre de 2013

ESCUCHADOS

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 09 de Noviembre de 2013
Vigésimo cuarto aniversario de la caída del Muro de Berlín y el final de la Guerra Fría. Yo vivía en Praga y fue una conmoción en todo el Este de Europa.              
Edward Snowden, asesor de la CIA y la NSA norteamericanas, ha destapado, por intereses que no están muy claros, el sistema de escuchas PRISM empleado por los Estados Unidos para controlar las comunicaciones de medio mundo.

Por poco que sepan mis lectores del tema, no se les escapa que, cuando se dice que se controlaron sesenta millones de comunicaciones en España en un solo año, no equivale a que todas y cada una de las conversaciones fueron o van a ser escuchadas, eso no funciona así.

Los sistemas de escuchas utilizados por prácticamente la totalidad de Servicios Secretos y Policías, más o menos avanzados según las posibilidades técnicas y económicas del país o sus aliados, emplean "palabras clave" relacionadas con el tema que se pretenda controlar: terrorismo, industria, política, comercio, o cualquier otro de interés nacional.

Estas palabras claves activan, al ser detectadas, el sistema de grabación empleado, (nadie pensará que hay millones de funcionarios con los cascos puestos a turnos de ocho horas) y establecen una traza del comunicante. La reincidencia, frecuencia, y los interlocutores, detectado todo automáticamente, establecerán si se trata de un posible objetivo.

Es decir, solo se escuchan o leen las comunicaciones previamente seleccionadas por el sistema, lo que supone un muy bajo tanto por ciento de lo intervenido, lo demás se borra automáticamente pasado un tiempo.

Tampoco se entiende el escándalo y la alarma ahora de los dirigentes occidentales supuestamente espiados. No es nada nuevo. Baste recordar la sentencia del juicio al recientemente fallecido General Manglano, cuando era Director del CESID, en 1995, por escuchas ilegales, en la que puede leerse: "La realización de escuchas durante años a una infinidad de ciudadanos". Y eso hace ya casi veinte años.

El pasado 28 de Octubre se inició el juicio a dos periodistas ingleses, Brooks y Coulson, ex directores de News of the World, y el segundo de ellos ex jefe de prensa del Primer Ministro David Cameron, de quien ambos son amigos, por escuchas ilegales de buzones de voz móviles entre 2000 y 2006.

No sé de que se escandalizan políticos y periodistas. Todos espían a todos. Bueno, el que puede.

viernes, 1 de noviembre de 2013

LA RELIGIÓN EN LA ESCUELA

Publicado en el Diario de Cádiz el viernes 01 de Noviembre de 2013       

 

NO sé si será populismo clamar insistentemente por un Pacto de Estado por la Educación, pero aunque nuestros políticos del PSOE y PP no quieran oírlo, hay un clamor popular que lo demanda, no de ahora sino desde hace muchos años.

Alguno de los dos partidos mayoritarios, hasta ahora (en Francia, el Frente Nacional de Marine Le Pen se perfila como ganador de las próximas europeas de 2014, así que mucho ojo), han llevado en su programa propuestas para este Pacto, pero todo ha quedado en una nueva promesa incumplida, siempre, naturalmente, por la intransigencia de el de enfrente. Vamos camino de la séptima Ley de Educación de la democracia y los resultados no pueden ser peores. Estamos ya, sin discusión, a la cola de los países de la OCDE. Nuestra sociedad adulta, de los 15 a los 65, no sabe leer y comprender una página de El Quijote, ni un prospecto farmacéutico, ni el recibo de la luz, ni calcular un tanto por ciento, en porcentajes mayores que el resto de países, según el Informe PIAAC. Madrid hizo unas pruebas de evaluación de su profesorado cuyos resultados dan vergüenza ajena, pero eso no les impide enfundarse en sus camisetas verdes y salir a la calle para luchar contra la séptima Ley de Educación, con gritos y pancartas que son pura demagogia, ni retrasar semanas el inicio del curso.

La nueva Ley, amenazada de derogación por la oposición si llega al poder, aun antes de haberse puesto en práctica y conocer sus resultados, restablece pruebas de reválida, potencia la enseñanza de idiomas, exige niveles de conocimiento, administra becas y ayudas en función de los resultados y restablece la enseñanza de la religión en las escuelas de forma voluntaria (como en la época de Felipe González).

Los opositores traducen todo su enfado en un eslogan: "La Religión fuera de la Escuela", pretendiendo ignorar que, aunque evaluable es optativa, que todavía el 72% de los españoles nos declaramos católicos, que el 67% de los padres piden la enseñanza de Religión para sus hijos y que muchísimos de los líderes de la oposición, de ahora y de antes, y muchos manifestantes, llevan a sus hijos a colegios religiosos privados, faltaría más.

sábado, 19 de octubre de 2013

LA EXTREMA DERECHA EUROPEA

Sábado 19 de Octubre de 2013

            Ha ocurrido otras veces en la historia de Occidente, las situaciones de depresión económica generalizada y el abandono de los valores tradicionales de nuestra civilización, han creado un vacío ideológico y moral cuyo espacio se apresuran a cubrir otras ideologías de corte populista.

               La ciudadanía, las clases medias y las más humildes son las principales víctimas de estas situaciones, son los que sufren sin esperanza la pérdida de metas sociales alcanzadas con años de trabajo y sacrificio, y lo que es aún peor, los hijos de esas generaciones de esforzados ciudadanos no ven un futuro esperanzador y su presente, con tasas de paro superiores al cincuenta por ciento, no las motiva siquiera a un intento por salir del caos.

               En el momento presente, además, se une un fenómeno de dimensiones impensables hace solo unos años. La inmigración procedente de los países más deprimidos del África subsahariana y el medio este asiático.

               Aunque el rebrote de los movimientos de extrema derecha se inicia prácticamente con el cambio de milenio, es a partir de los últimos cinco años cuando su auge es mayor y empiezan a alcanzar cotas cercanas al veinte por ciento de apoyos ciudadanos, cuando no superiores,  y a ocupar escaños en los parlamentos.

              Un repaso rápido y, para nada exhaustivo, solo referido a los partidos con representación parlamentaria, de la situación en 2010 en Europa, nos puede dar idea de cómo avanza la extrema derecha:


Austria – Partido de la Libertad (FPÖ)             – 34 escaños sobre 183 – 17,50 %

     Unión por el Futuro (BZÖ)                -  21 escaños sobre 183 – 10.70 %

Bélgica – Vlaams Belang (VB)                            -  12 escaños sobre 150 –   7,70 %

Bulgaria – Ataque (ATAKA)                              -  21 escaños sobre 240 -    9,40 %

Dinamarca – Partido Popular (DF)                    -  25 escaños sobre 179 -  13,90 %

Finlandia – Verdaderos Finlandeses (PS)           -  39 escaños sobre 200 -  19,00 %

Grecia  - Amanecer Dorado -                               -  21 escaños sobre 300 -    7,00 %

Hungría – Movimiento por una Hungría Mejor – 47 escaños sobre 386 – 16,70 %

Italia – Liga Norte (LN)                                         - 18 escaños sobre 630 -     4,0 %

             Hermanos de Italia (FdI)                          -   9 escaños sobre 630 -    1,95 %

Holanda -  Partido por la Libertad (PPV)           - 24 escaños sobre 150 -   15.50%

Noruega – Partido del Progreso (FrP)                 - 41 escaños sobre 169 -    22.90 %

Rusia – Partido Liberal-Demócrata (LDPR)      - 56 escaños sobre 450 -    12.50 %

Serbia – Partido Radical (SRS)                            - 78 escaños sobre 250 -    29,50 %

Suecia – Demócratas de Suecia (SD)                   -  20 escaños sobre 349 -     5.70 %

Suiza – Partido Popular (SVP)                            -  62 escaños sobre 200 -    29.00 %


            En el Parlamento Europeo tiene una representación de 32 escaños sobre 765, desde las elecciones de julio de 2009, el partido Europa de la Libertad y la Democracia, coalición de diez partidos de extrema derecha de otros tantos países, a cuyo ideario, sin separarse del populismo, nacionalismo y conservadurismo que les es característico, une un fuerte euroescepticismo. Su objetivo es la destrucción de la Unión Europea desde dentro y la vuelta a los Estados Nacionales.

             En el próximo año, julio de 2014, habrá nuevas elecciones al Parlamento Europeo y la situación de la extrema derecha en países como Grecia, Italia, Francia, Finlandia, Austria, Hungría o Noruega ha evolucionado hacia un crecimiento importante, como luego veremos, haciendo gala de violencia individual o colectiva en los últimos años.

             Muchas veces la xenofobia ha sido la motivación de acciones violentas con resultado de muerte, usando la crisis económica y las emigraciones ilegales hacia Europa como causa directa de su violencia. En otros casos, como repetidamente viene ocurriendo en Rusia, la homofobia es la justificación de tales actos violentos.

             El nacionalismo exacerbado de estos partidos es, por principio, opuesto a cualquier intento secesionista que se pueda producir en las naciones europeas, reaccionando con violencia contra quienes propugnan estas ideas separatistas.

             Merece la pena detenerse algo más en lo que está ocurriendo en algunos países de la Unión Europea:

               Amanecer Dorado, de Grecia, obtuvo en las elecciones generales de junio pasado un 22 por ciento de votos. Recorren las calles de Atenas a la caza de homosexuales e inmigrantes, reparten alimentos a los griegos más necesitados, hacen extracciones de sangre griega para transfundir a verdaderos griegos que lo necesiten. Su líder Nikolaos Michaloliakos está actualmente en prisión acusado de dirigir una organización criminal, sin embargo su popularidad entre los griegos apenas se ha resentido. Su grito de guerra “Out of my country” ha hecho fortuna entre los griegos, que son, quizás, los europeos que con más crueldad están sufriendo los efectos de la crisis económica.

               El Partido de la Libertad austriaco, fundado por Jorg Haider y dirigido por Heinz-Christian Strache tras la muerte del fundador en 2008, es la tercera fuerza política y su crecimiento es tal que muchos analistas pronostican que puede llegar  a ser la primera.

                 Geert Wilders y su partido antimusulman, a pesar de haber perdido apoyos tras su salida del Gobierno de coalición con Mark Rutte, mantiene 13 escaños en el Parlamento de Holanda.

                  En Italia, dentro del proceso de crisis, caldo de cultivo ideal para la proliferación de estas formaciones, el nacionalismo excluyente, la xenofobia y el populismo, llevaron a la Liga Norte de Umberto Bossi a formar parte del Gobierno de Silvio Berlusconi, obligado a cederles varias carteras, entre ellas la responsable de la inmigración. Se dieron a conocer con las “rondas padanas”, patrullas ciudadanas  que obligaban a cerrar bazares y restaurantes chinos y turcos. Sin olvidar a personajes como el euro parlamentario famoso por su antiislamimo y homofobia Mario Borghezio, Gianfranco Fini, Presidente del Parlamento italiano y fundador de Alianza Nacional, heredera del Movimiento Socialista italiano (MSi) de corte fascista, Ignazio La Russa, exministro de Defensa y Gianni Alemanno, alcalde de Roma.

                Marine Le Pen, heredera de su padre Jean Marie, fundador del Frente Nacional en Francia, (Frente Nacional para la unidad francesa, es su nombre completo), gano recientemente las elecciones cantonales de Brignoles de la mano del candidato Laurent López, con 5.100 votos sobre una población de 16.000. En 2.002, el FN pasa a la segunda ronda de las elecciones presidenciales donde obtuvo casi cinco millones de votos, por detrás de Jacques Chirac y por delante del socialista Lionel Jospin. Según sondeo publicado por Le Nouvel Observateur, FN será el partido más votado en las elecciones al Parlamento Europeo de 2014, con un 24 por ciento de votos.

              Así podríamos seguir con casos como la espectacular subida de Los Verdaderos Finlandeses de Timo Soini, que ha multiplicado por ocho sus escaños en las elecciones de 2011, o el Partido del Pueblo de Dinamarca que es ya la tercera fuerza política, o el Partido del Progreso noruego que ha estado a punto de entrar en el Gobierno, o el holandés Partido por la Libertad a quien se augura en las encuestas una subida de 15 escaños actuales a 33 en las próximas elecciones.

                No entro a analizar hechos dramáticos como la matanza de 77 personas en Noruega, el 22 de julio de 2011, llevada a cabo por el terrorista Anders Breivik, que aunque perteneció a la logia masónica San Olaf fue de inmediato expulsado tras el atentado, y realmente se trata de un acto terrorista planeado y ejecutado por un perturbado mental que se creía Caballero Templario, no relacionable con partidos u organizaciones políticas.

                Hemos visto como el renacimiento de estos grupos neonazis pone el acento en la lucha contra las políticas de austeridad, lo que les granjea las simpatías de muchos electores de centro que se rebelan contra las directrices económicas europeas y participan juntos en jornadas de protesta contra los recortes en sanidad o educación.

                  En España, prácticamente desaparecidas Falange Española y Fuerza Nueva, el partido más representativo de la extrema derecha es, paradójicamente, Plataforma per Catalunya de Josep Anglada, concejal por Vich, que tiene 69 concejales en Cataluña desde las elecciones municipales de 2011. Anglada prepara la Plataforma por España para las municipales de 2015. Mantiene relaciones con otros grupos europeos, especialmente con Amanecer Dorado de Grecia

                   Los demás grupos de este espectro político, como España 2000, Democracia Nacional, Derecha Navarra y Española y Alternativa Española cuentan con algunos concejales pero se trata de grupos poco numerosos y escasa implantación.

                   España parece un oasis en Europa, en este terreno, y no se vislumbra un horizonte próximo favorable a estos movimientos. A pesar del malestar creado por la crisis económica y la desafección de los españoles hacia su clase política, la sociedad española no ve con buenos ojos las posturas radicales de derecha o izquierda que dieron origen a la Guerra Civil, aun en el recuerdo de muchos españoles. Solo los nacionalismos independentistas podrían espolear el renacimiento de estos grupos ultranacionalistas.

sábado, 12 de octubre de 2013

LAMPEDUSA

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 12 de Octubre de 2013
 El deterioro político, social, económico y ético alcanza cotas que asustan. Nuestras sociedades occidentales están corruptas, el relativismo se ha adueñado de nuestras vidas. Actuamos como si no existieran límites para nada, como si las leyes que regulan nuestro comportamiento en sociedad no fueran para nosotros. Nos escandalizamos, el tiempo imprescindible, ante un nuevo caso de corrupción, un asesinato, la muerte masiva de emigrantes, los actos terroristas, o la violencia ejercida por grupos políticos radicales de uno u otro signo.

Se ven escenas desgarradoras en los informativos mientras seguimos nuestras vidas. A veces ocurren a muchos kilómetros y otras a nuestro lado, es igual. Mientras no nos afecte directamente o a uno de los nuestros, no habrá reacción, no moveremos un dedo por aliviar el mal causado o prevenir futuros males.

Nos encogemos de hombros y pensamos que ya existen políticos, jueces, policía, médicos y todo tipo de profesionales que cobran por prevenir o remediar esos males, sin ser conscientes de que una buena parte de culpa es nuestra.

El Papa Francisco ha pronunciado una frase en la isla de Lampedusa ante los cientos de emigrante muertos: "Esto es una vergüenza". No se refería solo a los políticos que, con frecuencia, miran para otro lado ante dramas como este, se refiere a estas sociedades de la opulencia y las grandes fortunas que no hacen nada para evitarlo. La culpa es nuestra, es una culpa colectiva. Las últimas generaciones de países occidentales han abandonado valores como la solidaridad, la ética, el respeto a la vida humana, el sentido de lo moral y en general, todos esos valores que dan al ser humano una dimensión transcendente.

Los sistemas educativos que han formado a las generaciones actuales no se han ocupado en absoluto de estos aspectos, más bien han adolecido de referencias morales. Aborto, eutanasia, terrorismo, violencia, corrupción no son más que manifestaciones de esa falta de valores morales.

Que existen excepciones nadie lo duda, nadie que conozca el trabajo desinteresado de miles de ciudadanos, pero es un milagro que en este caldo de cultivo puedan florecer seres humanos en toda la extensión de la palabra.

sábado, 5 de octubre de 2013

LA CAJA DE PANDORA



               Hay mucho miedo, entre los políticos y también en la ciudadanía, a lo que suponen seria como abrir la Caja de Pandora, acometer una reforma en profundidad de nuestra Constitución de 1978.

Esta Constitución ha batido todos los records de vigencia respecto a sus predecesoras, nada menos que 35 años, sin apenas enmiendas, si acaso algo cosmético de urgencia.

Resulta que en el 78 no pertenecíamos a la Unión Europea, lo que introduce un factor muy importante en cuestiones económicas, pero también políticas y de soberanía.

Resulta que la cuestión sucesoria a la corona no está resuelta, ni desarrollada la norma de interinidad.

Resulta que la cuestión territorial no aguanta más el modelo autonómico y, de hecho, en este capítulo la realidad actual contradice gravemente, y en muchos aspectos, lo previsto en la Carta Magna, gracias a unos Estatutos de Autonomía, modificados a su vez por unas segundas versiones.

Resulta que la Ley Electoral y el funcionamiento interno de los partidos políticos están obsoletos y son causa de tremendos desajustes democráticos, habiendo llegado a ocupar un lugar de privilegio entre las preocupaciones de los españoles, inmediatamente detrás de la crisis económica.

Resulta que el Senado, además de no servir para nada, sale muy caro. Si al menos fuera la Cámara Territorial que se pretendía.

Tengo en mis manos un libro:”Recuperar España. Una propuesta desde la Constitución” editado por el Aula Política del Instituto de Estudios de la Democracia de la Universidad CEU San Pablo. Se trata de un trabajo elaborado por prestigiosas personas de la política, la judicatura y la universidad, con colaboraciones abundantes e igualmente prestigiosas.

  En 2008, el Aula Política terminó y editó en “La España necesaria” (Editorial Universitas – http://www.universitas.es) un profundo estudio sobre la organización territorial del Estado español, razonando la necesidad de una Reforma Constitucional que abordara esta importante cuestión.

A partir de 2008, inicia el estudio que culmina en 2013 con “Recuperar España”, en el que se proponen, artículo por artículo, nuevas redacciones, incluidos los referidos a la estructura del Estado.

Dicen los responsables del estudio, en su apartado, “No a la Revolución”:

“Aunque dijo Aristóteles que los sistemas políticos evolucionan degenerando y frecuentemente concluyen en la Revolución, no solo por respeto a la Ley, nos gustaría que se mantuviera en todo lo posible la solución de consenso… evitando así los enfrentamientos entre españoles”

Proponen fórmulas de “modus operandi” similares al seguido en Francia en 1958 cuando se pasó pacifica y legalmente de la IV a la  V República.

La cuestión es que estos procesos reformistas del sistema político han de ser abordados con el consenso de las fuerzas políticas. Sería necesaria una segunda transición, y las reformas constitucionales necesarias, en un clima político de tranquilidad y con la garantía de que se dispondrá del tiempo que requiera.

He oído también a quienes les da miedo de iniciar un proceso pactado de la Reforma Constitucional y lo equiparan a la apertura de la Caja de Pandora, amenazando a nuestra convivencia con todos los males.

Estamos, pues, entre dos posibilidades: el deterioro democrático que Aristóteles, padre de la lógica, aboca a la Revolución, o un proceso consensuado entre todos los partidos políticos que, aun a riesgo de abrir la Caja de Pandora, permita una transición al estilo francés de 1958.

El problema hoy es que los políticos no dan señales de querer arreglarlo, o peor aún, lo quieren arreglar cada uno a su manera. Se ve que aun no son conscientes de los peligros que nos acechan. Aun no tienen miedo de que se les vaya de las manos. Ojalá reaccionen a tiempo.

sábado, 28 de septiembre de 2013

FRAN GÓMEZ

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 28 de Septiembre de 2013


            Esta columna, dedicada las más de las veces a cuestiones políticas, económicas o sociales, hace hoy una excepción para contarles un hecho extraordinario que, estoy seguro, sean o no aficionados a la fiesta de los toros, les interesará.

            He tenido la suerte de presenciar en la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid, el debut de nuestro torero gaditano Fran Gómez. Hacía más de cincuenta años que no se producía un hecho similar. Desde que Manolo Aibar lo hiciera, hace ya más de medio siglo, ningún torero nacido en la capital pisó el albero de la primera plaza del mundo.

            No voy a hacer la crónica de su actuación, no es lo mío, pero si voy a reseñar algunos titulares de los cronistas taurinos: “El gaditano Fran Gómez derrocha torería en su debut en Las Ventas” de Andalucía Información; “Fran Gómez remata una notable presentación en Las Ventas” en el Diario de Cádiz en crónica de Javier López remitida desde Madrid: “Interesante debut de Fran Gómez” titula Juan Antonio Jiménez Alguacil en El Burladero: y así todos, resaltando “un notable valor”, “espectacular comienzo de faena (a su segundo novillo) recetándole un muletazo cambiado desde el mismo centro del redondel”.

            Una estocada corta y otra entera bastaron para acabar con cada uno de sus enemigos, de la afamada ganadería de Concha y Sierra venida a menos, descastados, que se frenaban a mitad del muletazo y peligrosos. 

            No hay crónica, y las he leído todas, que no destaquen la torería, el valor y la serenidad de Fran Gómez. Difíciles cualidades a apreciar en un debutante en Las Ventas, donde ha llegado, con muy pocas ayudas y alguna zancadilla, por méritos propios y jugándose tantas cosas en una sola tarde. Admiro su temple y saber estar en torero en circunstancia tan especial e importante.

            Abrirse paso en el dificilísimo mundo de los toros en época de crisis económica como la que padecemos, es aun más complicado, pero Fran reúne todas las cualidades para, a poco que la suerte le acompañe, convertirse en figura del toreo. No puedo ni imaginar el éxito que hubiera sido la tarde del pasado domingo en Las Ventas con novillos encastados.

            Los aficionados gaditanos estamos de enhorabuena, tenemos torero. Mucha suerte Fran.