Google+ Followers

domingo, 28 de febrero de 2016

NADA QUE CELEBRAR

Publicado en el Diario de Cádiz el lunes 29 de Febrero de 2016 (Festivo en Andalucía)


           Vivir en Andalucía podría ser un sueño para millones de españoles, de todas las latitudes, enamorados de esta tierra y de sus gentes. La naturaleza ha sido generosa: montañas, playas, sierras y ríos son para extasiar a quien los contempla. La Andalucía monumental y cultural tiene atractivos inigualables para hacer las delicias de propios y extraños.
         Sus gentes, en general, aunque con significativas excepciones, como en todas partes,  son acogedoras, amigos fieles, con un sentido del humor como en pocos sitios de nuestra geografía nacional.
          Sería, como digo, un sueño vivir en nuestra Andalucía si no fuera porque nuestros jóvenes, en más del cincuenta por ciento, no tienen trabajo ni formación; nuestros niños, aun los que terminan sus estudios, que no son todos ni mucho menos, tienen unos conocimientos más que deficientes según los informes PISA, que los sitúan por debajo de la media nacional; un Servicio Andaluz de Salud francamente mejorable,  y… ¿para qué seguir?
         El próximo domingo 28 de febrero nuestra clase política se esforzará en organizar actos y homenajes, entregas de premios y no sé cuantas cosas más para celebrar el Día de Andalucía, pero los andaluces poco o nada tenemos que celebrar, sobre todo nada que sea fruto de una exitosa gestión de lo público en todas sus facetas.
         Muchas grandes empresas, (Delphi 1.800 trabajadores, Altadis 1.157 trabajadores cuando abrió… ) se han ido y otras pasan por su peor momento (Navantia, Abengoa,…). La corrupción en casos como los “cursos de formación” o ERE´s lejos de ayudar, no ha hecho sino empeorar la situación de los parados.
         Para colmo, los impuestos, como el de sucesiones, son de los más altos de España, (por la misma herencia 164.000 € en Andalucía y solo 134 € en Canarias – Diario de Cádiz del 24.02.16) originando la salida de capitales de nuestra comunidad.
         Son muchos años de mal gobierno, de poco esfuerzo colectivo por mejorar la situación, que ha propiciado la salida a otras regiones o al extranjero de nuestros jóvenes más preparados, cansados de no encontrar futuro en su tierra.
         Dejemos las celebraciones para cuando tengamos algo que celebrar. 

5 comentarios:

  1. Avísame cuando tengais cosas que celebrar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Celebro, como siempre tus interesantes reflexiones. Muy acertadas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muy bien Jaime y muy atinado en estos momentos. Que pena me da la tierra de Maria Santísima! !.

    ResponderEliminar
  4. Apreciado Jaime, he recibido tu artículo "Nada que celebrar". Gracias por enviármelo. Lo he leído y no puedo estar más de acuerdo con lo que dices. La verdad es que la maravillosa Andalucía sigue a la cola de casi todo, y eso después de tantos años de socialismo o, tal vez, precisamente por esa causa. ¡Qué pena!
    Un abrazo. Pedro.

    ResponderEliminar
  5. Justo y veraz artículo el tuyo en Diario de hoy, querido Jaime. Ojalá tengamos más pronto que tarde algo que celebrar en Andalucía. Un abrazo. Moncho

    ResponderEliminar