Google+ Followers

domingo, 11 de octubre de 2015

HONOR, VALOR, DISCIPLINA Y LEALTAD

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 10 de Octubre de 2015 con el título : "Valores Esenciales"

            
            Han pasado 50 años desde aquel 16 de julio de 1965, festividad de la Virgen del Carmen, patrona de todos los que desarrollamos nuestra vida profesional o por afición a bordo de todo tipo de embarcaciones.
         En tan singular ocasión, muchos compañeros nos hemos reunido en la Escuela Naval de Marín. A pesar del tiempo transcurrido y de que muchos de nosotros apenas nos hemos visto o tenido contacto durante estos cincuenta años, puedo asegurar que nuestra amistad y compañerismo siguen intactos.
         A través de lo observado en esta moderna Escuela, cuyo alumnos obtienen al terminar los cinco años de carrera, incluido el viaje en el Juan Sebastián de Elcano, un título universitario a la vez que su graduación como oficiales de la Armada, y de las palabras de su director, explicando el plan de carrera, vimos que estos nuevos oficiales siguen teniendo como valores esenciales de su formación: honor, valor, disciplina y lealtad.
         Han cambiado las materias de estudio, ha evolucionado, y de qué manera, la técnica, los sistemas de propulsión o de armas, pero lo esencial no ha cambiado, los nuevos guardiamarinas adquieren esas virtudes tan denostadas en ciertos ambientes de nuestra sociedad del siglo XXI, han jurado lealtad a una Patria, “besando con unción su bandera”.
         Han sido apenas unas horas intensas de emociones, de llanto por los 29 compañeros que ya nos están entre nosotros, algunas de cuyas viudas, en un acto de entereza y amor, acudieron al encuentro sabiendo, como lo sabíamos todos, que sería muy duro.
         No voy a decir que estas virtudes nos sean exclusivas, ni que todos nosotros las poseamos en mayor o menor grado, faltaría más. Muchas personas en la sociedad civil pueden darnos lecciones de cualquiera o todas ellas, pero me gustaría resaltar como en un centro de formación de oficiales de la Armada, se antepone esa formación en valores a hombres y mujeres jóvenes que los van a interiorizar y conservar durante todas sus vidas.
         Ellos y nosotros, los de hoy y los de ayer, sabemos valorar los que significa un juramento, a lo que compromete y que es para toda la vida. Habrá quien no lo entienda. Nosotros sí.
        
        












5 comentarios:

  1. Una gozada de artículo, que comparto al 120%!!!! Un abrazo. Paco

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno me ha gustado .siento no haber podido estar un abrazo Mario

    ResponderEliminar
  3. Jaime: Bonito articulo.Aunque solo asistimos a los actos del viernes por razones familiares,fue un día muy intenso y muy emotivo.No se si podremos repetirlo en otra ocasión.Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Querido Jaime, acabo de llegar de viaje y he leído tu columna en el diario de Cádiz: "Valores esenciales". Solo decirte que me he emocionado leyéndola. Enhorabuena y felicidades. Un fuerte abrazo. Ignacio

    ResponderEliminar
  5. Muy bonito y cierto.
    Un abrazo. Nino

    ResponderEliminar