Google+ Followers

martes, 15 de mayo de 2012

GADITANOS POR EL MUNDO

(Publicado en el Diario de Cádiz el 21 de enero de 2012)
                 
              Si hace unos días hablaba en mi columna, de esos “malos gaditanos” que, sin que nadie pueda entender el motivo, se dedican a ensuciar, romper, pintar y hacer todo cuanto pueda suponer un deterioro de nuestra ciudad, aunque luego presuman de amor a Cádiz, hoy lo voy a hacer sobre tantos “buenos gaditanos” que, orgullosos de serlo, lo proclaman donde quiera que se encuentren y siempre para dejar el pabellón muy alto.

             El pasado día 9 de enero, durante nuestra habitual tertulia de la Peña Taurina Fran Gómez, en el Bar Sevilla de San Juan de Dios, conocí  a Miguel Polanco López “El Pelón de Cádiz”, que ha pasado gran parte de su vida lejos de su ciudad natal, ejerciendo de “cónsul gaditano en Madrid”. Su gran pasión, los toros, no le proporcionaron los éxitos que le hubieran permitido ascender en el escalafón lo suficiente, a pesar de que llegó a torear en Vista Alegre, y ha hecho de todo, siempre relacionado con el Arte y Los Toros. Chofer de Julio Aparicio, Felipe Campuzano y muchas figuras del cine, ha regresado a Cádiz hace unos meses y charlar con él es un regalo. Le sale lo gaditano por todos lo poros.

             El Pelón de Cádiz tiene una pequeña biografía publicada en el blog “Gente y habitantes de Cádiz” que edita el Diario de Cádiz. Buceando en sus páginas me encuentro con otra “especie” de gaditanos: los que hemos nacido en otras latitudes pero sentimos a Cádiz en lo más profundo de nuestros corazones. Mikel Elorza proclama: “En Eibar también nacen gaditanos” y yo añado, y en Cantabria, y en Galicia, y hasta en Marruecos, como es mi caso.

             Que decir del sentimiento gaditano de los amigos del “Foro de Debate Cádiz 2012” que ejercen su gaditanismo en Madrid, o los cerca de dos mil gaditanos que, inicialmente de la mano de Pepe Cuadrado (Fundación Dora Reyes), mi hija Almudena y mía,  emprendieron nuevas vidas en Castellón, donde enseguida fundaron peñas del Cádiz CF, cofradías de penitencia al estilo gaditano y chirigotas de carnaval.

            Nacidos  en Cádiz o no, estos gaditanos pasean con orgullo el nombre de su ciudad por el mundo. Llevados por razones laborales, de familia o cualquier otra, se han visto, como El Pelón, en la obligación de añorar por años a su tierra.

            Son solo unos pocos ejemplos, pero hay muchos más y todos han puesto mucha ilusión y esperanza en este año del Bicentenario de la Constitución de Cádiz. Se merecen no ser defraudados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario