Google+ Followers

sábado, 1 de febrero de 2014

EL IMPERIO DE LA VIOLENCIA

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 1 de Febrero de 2014

           

“Imperio de la ley es un concepto jurídico-político de definición formal que, generalmente, se entiende en el sentido de la primacía de la ley sobre cualquier otro principio gubernativo.” Es uno de los fundamentos del Estado de Derecho.

 Si este concepto se conculca estamos asistiendo al desmoronamiento del Estado de Derecho, lo que viene ocurriendo no pocas veces en nuestra sociedad.

 Nuestra Constitución en su artículo 21 y la Ley Orgánica 9/1983 en su artículo 5 disponen que la autoridad gubernativa suspenderá y, en su caso, procederá a disolver las reuniones y manifestaciones en los siguientes supuestos: a) Cuando se consideren ilícitas de conformidad con las Leyes penales. b) Cuando se produzcan alteraciones del orden público, con peligro para personas o bienes.

 Según esto, lo que ha ocurrido en el barrio burgalés de Gamonal o los altercados que se producen en el puente Carranza de Cádiz un día sí y otro también, entran de lleno en el apartado b) antes citado y se debería haber procedido a su disolución, para evitar no solo el peligro, sino los daños reales a personas y bienes.

 Se da una circunstancia común en estas manifestaciones violentas y es que quienes ejercen la violencia poco o nada tienen que ver con los verdaderos afectados. Los 8 detenidos en Cádiz eran jóvenes que se sumaron a una manifestación de obreros de Navantia y los de Burgos, Zaragoza y Madrid, todas ellas, supuestamente, contra las obras del barrio de Gamonal, eran jóvenes ultras de algunos equipos de futbol movilizados mediante redes sociales.

 Los manifestantes de buena voluntad, que los hay, se descalifican cuando admiten, propician o se sirven de la actividad de los vándalos a los que deberían erradicar de forma inmediata, una vez detectada su presencia, con la denuncia a las fuerzas del orden público.

 ¿Dónde está la mayoría silenciosa? Esas personas disconformes con los que se manifiestan y que con su silencio propician la escalada de estos actos. No digo que hagan contramanifestaciones, pero existen los medios de comunicación que, estoy seguro, estarían deseosos de trasladar a la opinión pública sus opiniones.

 La cesión del Ayuntamiento de Burgos, gobierno y oposición, a la reclamación violenta es un malísimo precedente.




3 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. El ejercicio de la AUTORIDAD no es un privilegio de los gobernantes: ¡ES UNA OBLIGACIÓN!. Si no se sabe o no se quiere ejercer, es indispensable renunciar al mando. Guillermo Velázquez

    ResponderEliminar
  2. ¿Es "normal" que el pleno del ayuntamiento de Puerto Real haga un escrito solicitando la puesta en libertad de los vándalos que destrozaron parte de las instalaciones del puente Carranza?
    ¿Puede un juez tenerlos encerrados más de las 72 horas que ,tengo entendido, marca la ley sin ser acusado de prevaricación? Esto no lo se, pero, de ser así lo que tenían que haber hecho los abogados de los detenidos y/o, el Ayuntamiento de Puerto Real es denunciar al juez.
    Por otro lado la clase política ha propiciado que florezca la violencia en las manifestaciones pues las pacíficas son ignoradas por el poder, por regla general.
    Estos violentos perjudican y desprestigian a los convocantes de la protesta pacífica y en el caso del puente ponen, aún más, a la opinión pública en contra de los empleados de astilleros.

    ResponderEliminar
  3. Otro ejemplo de lo que digo: Alcorcón (Madrid) ayer. El motivo, la privatización de la recogida del vidrio. Heridos, detenidos, destrozos de mobiliario, coches....y el ochenta por ciento de los manifestantes NO SON DE ALCORCÓN. Entre los detenidos hay menores. En casi todas es igual, lo de menos es el motivo. Si no se para esto no se donde puede llegar, mejor dicho si lo se y miedo me da. Los responsables y los consentidores lo lamentarán cuando ya sea tarde. Por cierto, algunos medios de comunicación también son parte del problema.

    ResponderEliminar