Google+ Followers

sábado, 7 de julio de 2012

ARRIESGAR ELECCIONES

(Diario de Cádiz, el sábado 7 de Julio de 2012)


             Llevamos solo meses desde los éxitos electorales del Partido Popular, y ya su Secretaria General, María Dolores de Cospedal lo ha repetido en varias ocasiones: “No estamos aquí para ganar las próximas elecciones, estamos para tratar de mejorar la situación de los españoles”.

          La popularidad de Rajoy, ha caído cuatro puntos, y Rubalcaba sigue en mínimos, a once puntos de distancia. Queda mucho partido y de aquí al 2015, nadie sabe lo que puede pasar.

          Lo que quiero destacar y me parece importantísimo, es la actitud de algunos líderes políticos, anteponiendo las medidas impopulares y necesarias a su permanencia en el puesto. Creo que lo hacen convencidos de que es la única vía, aunque alberguen en su interior la secreta esperanza de que los frutos de tanto sacrificio lleguen antes del final de la legislatura, lo que es legitimo y hasta plausible.

            Nos anuncian que hay un plan, hoja de ruta le llaman ahora, para reducir drásticamente las administraciones, evitando las costosísimas e ineficaces duplicidades o triplicidades. No estaría de más, ya puestos, modificar la Ley Electoral, limitar los mandatos, listas abiertas, Ley de Huelga, suprimir subvenciones a partidos y sindicatos, y un largo número de medidas que adelgacen estas superpobladas administraciones.

 Alemania nos dobla en población y nosotros les doblamos en aeropuertos, en políticos, en funcionarios,…y sin embargo, si tiene Vd. necesidad de acudir a un organismo como la Justicia, verá despachos atestados de expedientes, funcionarios con estrés por exceso de trabajo, para lograr unos resultados desesperadamente lentos.

 Con esto quiero decir que quizás no sobren tantos funcionarios, sino que muchos de ellos deberían cambiar de despacho, y desde luego, dotarlos de los medios técnicos necesarios. Habría que hacer ambas cosas, reducción y racionalización.

 Además de medidas dolorosas para los electores, racionalización de las administraciones y sus elevadísimos costes, hay que predicar con el ejemplo en lo de ajustarse el cinturón y, el Partido Popular, tiene que cambiar (mejorar) su política de comunicación, llegar de forma clara, inmediata y masiva hasta el último rincón del país. Les falló en Andalucía y siguen igual.

 Si realmente pierden las próximas elecciones, no será solo por las duras medidas adoptadas, hay otros aspectos que deberían mejorar o corregir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario