Google+ Followers

domingo, 15 de abril de 2012

ENAMÓRATE DE TI

(Diario de Cádiz el sábado 14 de Abril de 2012)

Es el título del último libro de Walter Riso, que subtitula:”El valor imprescindible de la autoestima”, y en el que argumenta:”Una buena autoestima, quererse profundamente, incrementa las emociones positivas. Permite alcanzar mayor eficacia en las tareas, mejorar las relaciones con las personas, establecer un vinculo mas equilibrado con los demás y ganar en independencia y autonomía” y añade que es el mas eficaz antídoto contra las enfermedades mentales.

 Lo traigo hoy a mi columna porque, quienes me han oído lo saben, suelo dar una charla sobre la autoestima, que inicio afirmando que, lejos de ser un acto de soberbia, tener autoestima es reconocerse, con toda humildad, deudor de la humanidad, a cuyo servicio hay que poner los carismas y facultades que cada uno posee, como dones gratuitos recibidos del Dios creador (eso pensamos los creyentes), o de la madre naturaleza, sin que hayamos hecho nada para merecerlos.

 Empecemos pues por conocernos a nosotros mismos lo más profundamente posible, descubramos, con toda sinceridad, esos valores que poseemos y las debilidades que completan nuestra personalidad. Personalidad única e irrepetible, como nuestras huellas dactilares o el iris de nuestros ojos. Convenzámonos de que somos un ser humano distinto al resto de los miles de millones que han habitado, habitan y habitarán este planeta.

 Solo desde ese profundo conocimiento personal se puede aspirar a mejorar lo mejorable y hacer partícipes a los demás de aquello que necesiten de nosotros.

 Muchas personas que sufren esa terrible enfermedad que es la depresión, saldrían de ella si calmadamente, en momentos de lucidez mental, intentasen descubrir las virtudes que poseen y, con la ayuda que siempre en estos casos se hace imprescindible, las cultivaran y potenciaran ganando en autoestima.

 Conozco a demasiadas personas que padecen y sufren esa situación, lo suficientemente próximas como para afirmar que es mas grave cuanto menos se quieren a si mismas, cuanto mas baja es su autoestima. Hagámosles ver esas cualidades que poseen y que les hacen diferentes y valiosas y les ayudaremos a salir del problema.

 El mensaje evangélico: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” nos pone en el camino.

2 comentarios:

  1. El problema de la autoestima es que se trata de una reflexión personal, aunque con ayuda externa si es necesario, y requiere mucha sinceridad y decisión.
    Las personas que sufren de depresión tienen tan baja su autoestima que, forzosamente, tienen que contar con ayuda especializada para superarlo.
    Tiene razón el autor, hay que saberse valorar justamente. Todos servimos para algo distinto a los demas.

    ResponderEliminar
  2. Jaime, me ha encantado. Acaba de entrar en tu blog directamente a leer este articulo pero voy a seguir leyendo el resto para ponerme al dia. Enhorabuena. Un abrazo. Chabela

    ResponderEliminar