Google+ Followers

sábado, 6 de junio de 2015

INCONGRUENCIAS

   Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 6 de Junio de 2015                        

      La actualidad marca inexorablemente los temas. No era de las pitadas al Himno Nacional y a S.M. El Rey de lo que quería hablar hoy, pero no quiero dejar pasar algo que considero muy grave y que, una y otra vez, no se aplique algún tipo de castigo a los malcriados autores de la pitada.

      Lo he escrito otras veces, antes no teníamos dinero, pero teníamos educación, ahora ni dinero ni educación. Este país, antes llamado España, ha perdido su identidad y, muchos españoles, quieran o no serlo, se han convertido en apátridas violentos que no respetan a quienes pensamos de forma distinta y nos sentimos orgullosos de ser españoles.

      Dicen los jueces de la Audiencia Nacional, en dos sentencias de 2009 y 2012, sobre el mismo numerito (que crece cada año que esos dos equipos juegan la final de Copa), que en nuestro ordenamiento legal no figura como delito. Pues cámbienlo, como hizo Francia ante el primer caso similar que, además, produjo la inmediata suspensión del partido.

      Lo que no tiene explicación, lo que es una tremenda incongruencia es que equipos deportivos cuyos mandatarios no se sienten españoles (quitan la bandera española de sus estadios y pabellones, e incluso el escudo de la federación correspondiente en las camisetas de los jugadores porque llevan los colores nacionales y sonríen mientras suena la pitada), y son promotores de actos tan ofensivos para millones de españoles, jueguen en competiciones españolas.     

Y siguiendo con las incongruencias. ¿Cómo algunos jugadores que no se sienten españoles participan en las selecciones nacionales? ¿Por dinero? Creo que serian más honrados y coherentes renunciando a defender algo en lo que no creen.

      Por cierto, hablando de dinero. Gracias a las redes sociales, muchos españoles, casi cinco millones, quitaron Tele 5 al iniciarse la pitada. Ha sido, con mucho, la final menos vista de los últimos años. No creo que les haya hecho mucha gracia.

      Ya que no por la vía de la educación, a ver si por la del dinero respetan los sentimientos de los demás, incluidos aficionados del Barcelona y Athletic, muchos de ellos familiares directos míos, que son y se sienten muy españoles.      


2 comentarios:

  1. Bien por tu post, Jaime. Espero que esos hidep...se arruinen de una vez.

    Hoy, Día de las Fuerzas Armadas -otro símbolo de la soberanía nacional- la celebración es casi clandestina. ¿Para qué queremos la Institución militar, se preguntará el ofendido ciudadano? Si es que queda alguno que se pregunta por esas cosas...

    En fin, ya tenemos al Registrador y a Scherezade para defender a la nación en los tribunales. A ver a quién encausan ahora.

    Mamarrachos.

    ResponderEliminar
  2. Al margen de la necesaria sanción legal ya sugerida, con la que el PSOE (con su habitual sinsentido de Estado y su electoralismo genético) no tardaría ni un segundo en acusar al PP de anticatalanismo, por si de ahí pudiera arañarse algún voto; yo veo más efectivo y directo lo del dinero (¡buenos son vascos y catalanes en cuestión de pelas!). Creo que la Federación Española de Futbol, en el mismo instante de la pitada al himno, debería haber suspendido el partido, desalojado el campo, y convocado nuevo partido en fecha posterior, pero a puerta cerrada, sin público y sin televisiones. Veríamos como se dejaban de pitadas. Y, eso sí claro, además de descalificar para el año siguiente a los equipos pitantes, lo cual significa menos millones que entran en las arcas del club, menos capacidad para fichajes, menos contratos publicitarios, etc…
    Saludos. Fico.

    ResponderEliminar