Google+ Followers

sábado, 15 de marzo de 2014

LA VIDA HUMANA

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 15 de Marzo de 2014


Si se trata de lo que los cristianos, y de otras religiones, tenemos como cierto, esto es, que la vida humana empieza en el momento de la concepción, está claro que el aborto supone la muerte de un ser humano. La interrupción voluntaria del embarazo es, para nosotros, la muerte de un ser único, diferente a todos, incluida la madre, e indefenso. No es una parte de ella, está alojado en ella.

La naturaleza provoca abortos cuando, desgraciadamente, la vida es inviable, e incluso en embarazos que llegan a término, algunos casos graves de malformaciones hacen imposible el progreso de la vida.

Arguyen que no se puede legislar según las creencias de una minoría. Habría que ver si somos minoría o, simplemente, como en tantos casos, hacemos menos ruido. Lo progresista, hoy, es la defensa de la vida.

Legitimar el aborto, si el que va a nacer presenta anomalías físicas o psíquicas, equivale a decir que un ser humano con estas taras, ya nacido, tampoco debería vivir. ¿Por qué es diferente matarlo en el seno materno o fuera de el? Y si llega a esa situación por enfermedad o accidente, ¿también?

Nadie duda de que la interrupción del embarazo, en el supuesto de peligro cierto para la vida de la madre, debe ser regulado por una ley que la garantice. En cuanto a la penalización del aborto, en todos estos años, ni antes ni después de la ley del 85, ninguna mujer ha ingresado en prisión por este hecho.

La mujer, cuyas convicciones religiosas o morales le impidan abortar, no va a ser obligada a hacerlo, es cierto, pero la preocupación de muchos españoles son esas otras, muchas veces adolescentes, con escasa formación sexual, que no han sabido evitar, cuando era posible, un embarazo no deseado, cuando deberían haber pensado en la transcendencia de sus actos, y caen en manos de consejeros de pocas convicciones morales y menos escrúpulos, que han hecho del aborto un negocio.

En lugar de eso, los responsables políticos deberían ayudarlas durante su embarazo y, después del parto, hacerse cargo de esos niños no deseados o darlos en adopción a muchas parejas que lo demandan y tienen que viajar a lejanos países a conseguirlo, lo que, mientras, es suplido por ONGs como Red Madre y Movimientos Pro Vida.

9 comentarios:

  1. Sin llegar a la –en mi opinión- aberración del Zapaterismo de convertirlo en un derecho, la ley del aborto es un tema difícil en el que incluso desde el pensamiento cristiano quedan lagunas, contradicciones y situaciones excepcionales de conciencia perpleja.

    ¿Cómo puede la Iglesia Católica predicar en el África que se muere de hambre y de SIDA (no hace mucho con Benedicto XVI a la cabeza), su rechazo del uso de los preservativos y del aborto, mientras vemos que muchos de los misioneros que conocen aquella realidad “a pié de obra” reparten preservativos de forma gratuita?

    En la naturaleza hay numerosas especies de animales que los años de sequía limitan su fertilidad ante la previsión de falta de alimentos para sus crías. Con frecuencia se dan casos en que los cadáveres de las crías fallecidas de hambre son usados como alimento para la supervivencia de las restantes. Son sólo ejemplos de situaciones extremas en que hasta los animales irracionales parecen tener más sentido común que el género humano.

    ¿Cómo se puede pedir a esa pobre gente, que vive en un medio cultural y social tan duro y tan diferente del nuestro, que se priven de su sexualidad, y que si no se abstienen que lo hagan sin preservativo, y que si se embarazan o contagian de SIDA ¡que recen mucho! Y, ¡eso sí, eh!, sobre todo, ¡que no aborten! Y todo ello –desde el sofá de casa- con nuestras conciencias bien tranquilas pues lo que importa es ser muy fieles al “sagrado magisterio de la Iglesia” y rezar mucho por ellos….

    No tengo respuestas para todas las preguntas que se me vienen a la cabeza, pero ante el eterno callejón sin salida en el que estamos, creo que es hora de empezar a considerar otros parámetros diferentes de los que hemos manejado tradicionalmente desde el pensamiento católico.

    En el último siglo los avances tecnológicos han aumentado la expectativa de vida del hombre en casi veinte años; pero no ha sido algo geográficamente homogéneo y cada vez son mayores las diferencias entre las zonas más desarrolladas y las menos desarrolladas. Dicen que en la tierra se producen alimentos suficientes para toda la humanidad, pero las diferencias culturales, la codicia, y los distintos grados de desarrollo entre distintas zonas geográficas, hacen que el hombre no sea capaz de repartir esos alimentos para salvar a los que padecen hambre… Pero supongamos por un momento que sí lo fueran, se salvarían en poco tiempo tantos millones de personas con capacidad de reproducirse y vivir más años, que no tardaríamos mucho en volver a alcanzar de nuevo el nivel de saturación y volveríamos a estar en el mismo callejón sin salida. ¿Qué pasaría entonces? ¿Cuánto tardaríamos en estar hablando otra vez del control de la natalidad y del aborto porque las familias, ¡y las naciones!, no tendrían capacidad para alimentar a todos sus hijos? Todo parece indicar que la capacidad del planeta para alimentarnos tiene un límite y que mucho antes de alcanzarlo comienzan a producirse graves desajustes (¿y qué otra cosa son los diarios asaltos a las fronteras de Ceuta y Melilla?) que convendría aprender a regular sin atascarnos en argumentos religiosos (…no esta hecho el hombre para el Sábado, sino el Sábado para el hombre…) antes de que, como ya sucede…, acabemos devorándonos unos a otros.

    No creo que esto se arregle sólo con criterios ideológico-religiosos, sino con criterios humanos y científicos que urge poner en marcha, pues parece que ese límite está mucho más cerca de lo que imaginábamos. Si no se aplican controles de natalidad racionales, puede que sea la hambruna por superpoblacion la que acabe con la vida del género humano en el planeta. Y para entonces, ¿de qué servirá discutir si aborto si, o aborto no?

    Y ahí lo dejo…

    Saludos. Fico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco el comentario en el que tocas cuestiones que yo, por limitación de espacio, no he podido siquiera apuntar, como la situación en países muy pobres y subdesarrollados, no solo económicamente. Estoy de acuerdo en lo que dices.
      Mi columna esta referida a la situación en nuestro país e, insisto, con la limitación que dan los 2000 caracteres de una columna.
      Es un tema muy difícil y hay que tratarlo, sobre todo, desde el amor y la comprensión hacia esas madres violadas o con graves problemas de salud de ellas o sus hijos. Lo que no debe ser nunca es una cuestión política y arma arrojadiza entre políticos.
      La ley deberían elaborarla asociaciones que tratan muy de cerca esos problemas.

      Eliminar
    2. El problema es que en este país ya esta todo corrompido, o sea, politizado, no queda nada independiente, salvo algunas ONG y en cierta manera la iglesia como tal, no sus cabecillas.

      Eliminar
  2. Leo tu artículo, como creyente estoy de acuerdo contigo, pero los legisladores dictan sus leyes para todos, y creo que hay un supuesto que existía en la ley anterior al disparate Zapatero considerando el aborto un DERECHO nada menos, y es la de grave malformación que creo que debe ponerse en la ley del PP, porque considero que traer al mundo un ser con estas características es condenarle a un enorme sufrimiento y a sus padres igual, estos casos límite como también es la violación creo que deben tener una consideración de excepción. Quizás a los hombres que hay que reconocer, la sensibilidad no la tenéis tan desarrollada como las mujeres, y digo en general, os parezca que una violada debe gestar una criatura con los genes del canalla que la ha violado, yo como mujer creo que no. Pero estos dos supuestos son un número ínfimo, contra lo que hay que luchar es contra la frivolización del sexo y del aborto como método anticonceptivo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Jaime, por no poner limitaciones de espacio para expresarnos (jugamos con ventaja sobre ti).

    De todos modos, y aún estando de acuerdo en la consideración especial de los casos extraordinarios, como violaciones, malformaciones, riesgos reales de muerte de la madre, etc., creo que es un tema tan complicado, que no se debería legislar desde la particularidad de la ética religiosa, social, económica o política de los países más desarrollados, ni desde la de los menos desarrollados, sino desde una visión global, pues es un tema que afecta al género humano de todo el planeta.

    En todo caso, y volviendo (por posibilismo) a nivel local, lo que condena el tema –como ya apuntas- a no hallar solución en España, son los empecinamientos tanto desde la perspectiva político-religiosa de la derecha católica, como desde la manipulación electoralista de los políticos de izquierdas. Siempre hay oportunismos mesiánicos, tanto desde la política como desde la religión, utilizando su pretensión de querer “salvarnos”, para arrimar el ascua a su sardina. La derecha, desde luego, no es del todo inocente, pero más difícil aún se lo pone la vil manipulación de cualquier desgracia a que nos tiene acostumbrados la izquierda política de este país; de lo cual son recientes ejemplos, desde el naufragio del petrolero Prestige, al vuelco electoral del 11-M, a las negociaciones con ETA dando la espalda a sus víctimas, a los inmigrantes ahogados en Ceuta y Melilla, y hasta el aborto, ¡no hay cadáver de víctima que la izquierda no esté dispuesta a manipular y sacar tajada, con tal de desgastar a la derecha! Todo lo cual produce el encanallamiento del diálogo e impide el análisis aséptico, humano y científico de la cuestión.

    Y si, sin salir de casa, así de complicada está la cosa, imagínate ahora cómo afrontarla a nivel global.
    Saludos, Fico.

    ResponderEliminar
  4. Dejemos de lado los caso de mujeres violadas, malformaciones o peligro para la vida de la madre que representan un 1% de los abortos y hablemùos del 99% de los abortos restantes.

    Pues eso de que el aborto es una libertad de la mujer es una patraña. La que no quiera tener hijos tiene variedad de metodos anticonceptivos, y, en mas pequenyo de los supermecados, diez modelos diferentes de preservativos. O sea que no es una liberttad sino una comodidad. Puedo entender que una adolescente se quede embarazada por no haber tomado precauciones al no haber medido las consecuencias de una relacion sexual. Lo entiendo muchisimo menos cuando mujeres de treinta ya estan por su sexto aborto y se quedan tan panchas y dispuestas a abortar el numero de veces que haga falta (Conozco casos). Me parece un horror que un feto sea descuartizado vivo todo por que a una senyora no le sale de los c..s el usar un preservativo.

    ResponderEliminar
  5. No hagamos a la Iglesia depositaria exclusiva del antiabortismo!! Yo me considero católico, pero mi postura claramente contra el aborto (con todas las excepciones de rigor) es tan personal que, si algun dia la Iglesia lo admitiera, no tendria ningun reparo en abandonarla de inmediato.
    J.A.Bravo

    ResponderEliminar
  6. Desde mi punto de vista, estoy plenamente de acuerdo con el articulo, claro, conciso y realista, pero sobretodo realista, todo este movimiento de la izquierda, tiene un fin primordial, ganar dinero de la desgracia ajena, porque el choc que le produce a una niña, tanto quedarse embarazada como tener que matar a la criatura, solo es comparable a venderle su alma al diablo, que podría ser un segundo fin, la izquierda radical que tenemos en este país busca que pensemos primero en nosotros mismos, segundo en nosotros mismos y por ultimo en nosotros mismos, aumento disparatado de divorcios, parejas que prefieren no casarse, la natalidad por los suelos, ley del mínimo esfuerzo en la escuela, ganar dinero fácil rápido como sea, líder mundiales en pirateo de tv, internet, cine, juegos. Pagar cientos de millones por un seños que da patadas a un balón. etc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para empezar no son cientos de millones sino decenas y segundo que no se le paga por dar patadas a un balon sino porque hace ganar dinero y titulos (los titulos son dinero futuro) a su empresa. Mas chocante es que se paguen decenas de millones a gente por hacer muecas ante una camara y por decirnos que los viola-monjas y los lacayos de Satlin eran los buenos,. Mas chocante porque las peliculas de esos no las ven ni sus senyoras madres y su lujoso trén de vida depende de dinero publico o si, usted prefiere, de dinero que se le quita a la clase obrera y a empresas que con él podrain crear puestos de trabajo podrian estar dando trabajo en vez de, a traves de los impuestos, pagando el caviar que comen los progres pata negra del cine español.

      Eliminar