Google+ Followers

jueves, 27 de octubre de 2016

LA CABRA TIRA AL MONTE

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 29 de Octubre de 2016


                  Desde el mismo momento en el que el PSOE acordó la abstención,
para permitir al PP la formación de un Gobierno de la Nación, los líderes de Podemos, más o menos explícitamente, se han tirado al monte. Desde apoyar el boicot a Felipe Gonzalez en la Universidad Autónoma de Madrid, donde no le permitieron hablar utilizando el anonimato (con caretas de cartón, quizás para ocultar que no se trataba de alumnos de la universidad) y la violencia verbal (asesino, cal viva, casualmente lo mismo que Pablo Iglesias en el Congreso) y física (empujones, queriendo entrar en la sala), lo que fue de inmediato interpretado por Pablo Iglesias como un acto demostrativo de la libertad de expresión, lo de siempre.

         Con ser grave, no quedan ahí sus amenazas de llevar a la calle la confrontación política y así nos anuncia la convocatoria de una huelga general, una manifestación rodeando el Congreso el día de la investidura, y manifestaciones contra todo lo que no les guste de lo que legislen la Cortes.

         Solo hay que recordar sus orígenes, las manifestaciones y ocupación del espacio público (Puerta del Sol de Madrid) por grupos de “indignados” de todo pelaje, incluidos algunos “perroflautas”.

         Alberto Garzón, al que cabrá el dudoso honor de haber acabado con el Partido Comunista, diluido en franca minoría dentro de Podemos, para estar a la altura y tener su minuto de gloria, también estará en la manifestación rodeando el Congreso en el momento de la votación de investidura. Con un poco de suerte, si 11 diputados de Podemos se van a la manifestación no hará falta que se abstenga el PSOE, serán ellos los que harán lo que critican al PSOE, facilitar al Rajoy la formación de un Gobierno.

         Me indigna oír en alguna televisión, que no hace falta nombrar, que son “manifestaciones pacíficas que terminan con cargas policiales”. Esa y otras televisiones y emisoras de radio son responsables del auge que han cogido Podemos, Mareas y similares. Directamente lo digo: ir contra el Congreso y sus leyes de forma violenta es el auténtico “golpe de Estado” y no lo que ellos critican de lo sucedido en los dos últimos Comités Federales de los socialistas.

sábado, 15 de octubre de 2016

REDES SOCIALES

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 15 de Octubre de 2016


                          Dos hechos ocurridos recientemente han tenido una muy amplia repercusión en las redes sociales. No cuestiono la importancia y el desarrollo que están teniendo las llamadas redes sociales, cada día con más usuarios, de más utilidad, mejores técnicamente. Se han hecho casi imprescindibles en nuestras vidas, pero todo lo que tienen de bueno queda empañado por el uso que hacen de ellas gente sin escrúpulos, ni educación, cobardes y “mala gente”.

         Casi no me atrevo, por respeto al protagonista, a relatarles lo sucedido con un niño, enfermo de cáncer, simplemente porque le gustan las corridas de toros y ha dicho que de mayor quiere ser torero. La reacción de algunos de esos que se vanaglorian de defender a los animales irracionales, quizás porque ellos mismos lo son, y están en contra de las corridas de toros, no han perdido ni un segundo para verter por esas redes sociales, valiéndose del cobarde anonimato, los más terribles insultos y deseos para el niño.

         El otro caso, mucho menos grave, pero igualmente cobarde e injusto, ha ocurrido con el jugador del Barcelona Gerard Piqué, a quien desde hace ya algún tiempo se acosa e insulta por las redes sociales. Es cierto que en ocasiones ha tenido gestos y declaraciones reprochables, pero es incuestionable su entrega y buen futbol con la selección nacional desde hace ya muchos años.

         Ahora, cortar por comodidad las mangas a una camiseta, costumbre habitual de Iker Casillas, mangas que para nada contenían los colores o símbolos de España, ha desatado de nuevo los insultos en las redes. De nada sirve esa entrega y buen hacer, de nada sirve que vista a su hijo con la camiseta nacional, esos cobardes intolerantes, son “mala gente” que hacen daño a la selección que suponen defender.

         Desgraciadamente esa gentuza abunda y esto no son más que dos casos de los muchos que se dan, incluso contra victimas del terrorismo. La ley que debería reprimir duramente estas actitudes es excesivamente benévola con ellos. Cuando las Cortes Generales recuperen la normalidad deberían acometer una reforma para endurecer los castigos a esos cobardes. 

sábado, 1 de octubre de 2016

LA MALA GENTE

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 1 de Octubre de 2016


                 Hemos escrito en estas líneas repetidas veces sobre las cualidades positivas del ser humano, nos hemos referido a la Misericordia, hemos hablado del sentimiento expresado en un abrazo, de la atención a los “sintecho”, de la autoestima, la Caridad, del voluntariado….e incluso hemos dedicado esta Quinta Columna a personas determinadas que son un ejemplo de vida en el mundo del deporte (Rafa Nadal), le empresa (Juan Roig), las ONGs, la política o la Caridad como la recientemente santificada por el Papa Francisco, Santa Teresa de Calcuta.

         Sin embargo, no hace falta recurrir a ejemplos tan conocidos cuando convivimos con muchas personas cuyas vidas nos sirven de ejemplo, personas anónimas a las que no gusta que se sepa públicamente el trabajo que desarrollan de ayuda a enfermos y desfavorecidos. Hay muchas buenas personas, pero desgraciadamente no todo es tan idílico y, junto con esas buenas personas, desgraciadamente tenemos también que convivir con “mala gente”.

         El concepto es muy sencillo y con esta sencilla definición les resultará fácil identificarlos, si es que tienen la desgracia de tenerlos cerca o haberse relacionado en algún momento con ellos. No trato de juzgar a nadie, solo daré la definición y que se lo aplique quien tenga que hacerlo: “mala gente” son aquellas personas que, a sabiendas, conscientemente y con ánimo de hacer el mal, lo hacen valiéndose de mentiras y engaños para hacer daño, para perjudicar a quien tiene la desgracia de convertirse en su presa.

         Que ellos sean conscientes de pertenecer a este subgrupo a veces no está tan claro, la mente humana (ya lo escribimos en otro memento) es impenetrable para el resto de los humanos, pero eso no les quita responsabilidad porque es  obligación de todos formar adecuadamente nuestra conciencia, distinguir el bien del mal.

         Una prueba irrefutable de que existen y que se sabe quiénes son (a veces se tarda mucho, pero termina sabiéndose) es la unanimidad de quienes les conocen, un juicio que suele ser unánime: “ese es muy mala gente.”