Google+ Followers

sábado, 1 de octubre de 2016

LA MALA GENTE

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 1 de Octubre de 2016


                 Hemos escrito en estas líneas repetidas veces sobre las cualidades positivas del ser humano, nos hemos referido a la Misericordia, hemos hablado del sentimiento expresado en un abrazo, de la atención a los “sintecho”, de la autoestima, la Caridad, del voluntariado….e incluso hemos dedicado esta Quinta Columna a personas determinadas que son un ejemplo de vida en el mundo del deporte (Rafa Nadal), le empresa (Juan Roig), las ONGs, la política o la Caridad como la recientemente santificada por el Papa Francisco, Santa Teresa de Calcuta.

         Sin embargo, no hace falta recurrir a ejemplos tan conocidos cuando convivimos con muchas personas cuyas vidas nos sirven de ejemplo, personas anónimas a las que no gusta que se sepa públicamente el trabajo que desarrollan de ayuda a enfermos y desfavorecidos. Hay muchas buenas personas, pero desgraciadamente no todo es tan idílico y, junto con esas buenas personas, desgraciadamente tenemos también que convivir con “mala gente”.

         El concepto es muy sencillo y con esta sencilla definición les resultará fácil identificarlos, si es que tienen la desgracia de tenerlos cerca o haberse relacionado en algún momento con ellos. No trato de juzgar a nadie, solo daré la definición y que se lo aplique quien tenga que hacerlo: “mala gente” son aquellas personas que, a sabiendas, conscientemente y con ánimo de hacer el mal, lo hacen valiéndose de mentiras y engaños para hacer daño, para perjudicar a quien tiene la desgracia de convertirse en su presa.

         Que ellos sean conscientes de pertenecer a este subgrupo a veces no está tan claro, la mente humana (ya lo escribimos en otro memento) es impenetrable para el resto de los humanos, pero eso no les quita responsabilidad porque es  obligación de todos formar adecuadamente nuestra conciencia, distinguir el bien del mal.

         Una prueba irrefutable de que existen y que se sabe quiénes son (a veces se tarda mucho, pero termina sabiéndose) es la unanimidad de quienes les conocen, un juicio que suele ser unánime: “ese es muy mala gente.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario