Google+ Followers

viernes, 2 de mayo de 2014

ELECCIONES EUROPEAS


El sentimiento europeísta de los españoles es manifiestamente mejorable, sin duda. Los casi 30 años de pertenencia a la UE no han calado suficientemente en nosotros, que seguimos viendo a Europa como algo externo, más allá de nuestras fronteras.

Seguimos apegados a nuestro terruño, y no digamos los nacionalistas, esos que ni siquiera se sienten españoles y mucho menos están dispuestos a ceder un ápice de sus “señas de identidad” por una idea europea.

      Pero una cosa son nuestras cortas miras y otra muy distinta los hechos, la forma como nos afecta, incluso personalmente, nuestra pertenencia como ciudadanos de la Unión Europea que, cada día más, controla la política y la economía de más de 500 millones de personas.

      Nuestro políticos andan ahora enfrascados en la precampaña electoral para el Parlamento Europeo, luego vendrá la campaña y, por fin, el 25 de Mayo las elecciones. Todos quieren ir al sillón que se disputan, pero no hablan de Europa para nada.

      Las campañas en España, además de gastarnos lo que no tenemos, nunca hablan de los temas que nos interesan, se limitan a ponerse vestidos de limpio unos a otros, a sacar trapos sucios de uno y otro lado, al famoso, por repetido, “y tú más”.

      Ni una crisis económica como la que estamos padeciendo, en la que el papel desarrollado por Bruselas, Comisión, Parlamento y Banco Central, con millonarias ayudas a los bancos o la imposición de drásticos recortes sociales, han convencido todavía a nuestros políticos y a la sociedad española, de lo mucho que nos jugamos en estas elecciones.

      Hay quien quiere utilizarlas para dar un serio aviso a los partidos mayoritarios, PP y PSOE, mostrando su descontento por la gestión de la crisis económica. Formaciones políticas a las que el descontento general puede darles una oportunidad de crecimiento, pero nadie habla ni le preocupa, al parecer, del importante incremento de los partidos de extrema derecha y lo que puede significar para el futuro de Europa, los gravísimos problemas de inmigración, el protagonismo del Banco Central Europeo, la unión aduanera, las políticas económicas y comerciales sobre las que la UE tiene competencia exclusiva. Pero de eso no se habla.  

2 comentarios:

  1. Pues no se habla, no, al menos por el PP y PSOE, que tienen los medios de comunicación suficientes a su disposición para hacerlo llegar a cada españolito. Y es que es mejor para sus intereses que la gente no se documente de quienes mandan de verdad, y qué es lo que se cocina en Bruselas y a qué intereses representan "nuestros flamantes" PPSOE. Cuando algún partido de los llamados minoritarios, tiene la "ocurrencia"de hablar claro y poner el dedo en la llaga, simplemente los medios de comunicación lo ignoran, y Pedro, Juán, Maruja y Antonia, no se enteran de lo que se cocina, quien es el cocinero, y quien se come el guiso.

    ¿Se me entiende?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se entiende perfectamente Solimar. Mientras respondo a su comentario estoy asistiendo, vía TV, a la "pegada de carteles" o inicio de la campaña, ahora, que ya estamos agotados de la tediosa, insulsa y carísima precampaña. ¡¡¡¡Que ganas de que pase el día 25!!!

      Eliminar