Google+ Followers

lunes, 29 de julio de 2013

CUATRO DIAS EN SANTANDER



                     Hacia muchos años, tantos como 49, desde que estuve en Santander  por primera y única vez. Fue en 1964, a bordo del Crucero “Almirante Cervera” en su viaje de despedida del Cantábrico, mar donde tuvo una actividad muy destacada durante la Guerra Civil.

            He vuelto para asistir al Curso de Verano “La ACdP y la Transición Española” que organiza la Asociación Católica de Propagandistas (Universidad San Pablo – CEU). Esta ha sido la razón de mi retraso en la semanal cita con mis lectores por la que pido disculpas.

            Santander sigue siendo una ciudad bonita, cuidada, acogedora… con añadidos significativos como la gastronomía, donde el “bonito del norte” y las anchoas son sus reyes, los paisajes, el Parque Natural de Cabárcenos, Limpias, San Vicente de la Barquera, Castro Urdiales…, toda Cantabria es digna de verse y disfrutarse.

            El Curso de Verano sobre La Transición Española respondió a las expectativas con creces. Voy a citar solo a algunos de los conferenciantes y los títulos de sus conferencias, ya de por si suficientemente atractivas.

            En el acto inaugural, José Manuel Otero Novas, Ex – Ministro de la Presidencia y de Educación y Ciencia en el Gobierno de Adolfo Suarez, nos habló de “Una aproximación a la Transición”  desvelando situaciones, conversaciones, acuerdos y problemas muy  interesantes  vividos en aquellos importantes años.

            Curiosamente, existen opiniones muy distintas en cuanto al inicio y final de la Transición Española. Hay quien sitúa su inicio en los últimos años de la década de los sesenta y casi afirma que aun no ha terminado. En el otro extremo quienes piensan que fueron las primeras elecciones generales de la democracia, o la aprobación de la Constitución del 78, y finalizando tras la superación del intento golpista de Tejero de 1981. En cualquier caso, y dada la situación actual del problema de los nacionalismos periféricos, yo casi apostaría por quienes aseguran que la Transición Política Española, que tanta admiración causó en muchos países, aun no ha terminado.

            Otro Ex – Ministro de Suarez, en este caso, primero de Transportes y Comunicaciones, más tarde de Trabajo y Gobernador Civil de Barcelona, Salvador Sánchez-Terán, nos habló de “Cataluña en el proceso de transición democrática”, donde reveló algunos pormenores del regreso de Tarradellas y la restauración de la Generalidad, la participación de dos catalanes, Roca y Solé Tura en la redacción de la Constitución de 1978 y en general, los acuerdos con Cataluña para el establecimiento de la España de la Autonomías.

            Clausuró el Curso, el tercer Ex – Ministro de Suarez presente, Alfonso Osorio, que ocupó la cartera de Presidencia y una de las Vice-Presidencias del Gobierno. Su conferencia, brillante como todas, sin que sus 90 años cumplidos le obliguen a recurrir a apuntes o escritos, versó sobre lo ocurrido en nuestra patria en esos años que empiezan con las elecciones del 77, con el título: “Del primer Gobierno de Adolfo Suarez hasta hoy ¿Queda todavía algo de la Transición?”.

            Otras conferencias del Curso, que cito con sus autores, fueron: “La Transición, una generación después”, de Federico Martínez Roda; “La ponencia constitucional en la transición” por Consuelo Martínez – Sicluna: José Peña nos habló de “La Transición: De Carrero a Suarez”: José Manuel Cuenca Toribio de “Las relaciones Iglesia – Estado durante la Transición”; y Jesús Lainz sobre “Los separatismos y la Transición”.

            Todos los conferenciantes de altísimo nivel y en muchos casos protagonistas directos de la Transición. Curso muy interesante y de actualidad porque, como decía al principio, la Transición no ha terminado  y la cuestión territorial no está resuelta. No la resolvió la Constitución del 78, como se está viendo, ni los primeros o segundos Estatutos de autonomía. Es un problema grave que persiste y amenaza a la integridad territorial de España.

            Se van a editar las conferencias y creo que podré tener acceso a ellas. Si es así, las comentaremos, aunque sea resumidamente.

1 comentario:

  1. Estuve en Santander hace 2 años. Me pareció una ciudad muy agradable y elegante. Tanto la comida, como sus pueblos y paisajes son magníficos. Recuerdo como preciosos pueblos como Barcena de pie de Concha, San Vicente y Cangas. Fue espectacular la ruta del río Cares, que hice a pie.
    Todo esto unido a los buenos conferenciantes que has tenido han debido de hacer un viaje fantástico.
    Espero tus comentarios sobre las conferencias.

    ResponderEliminar