Google+ Followers

sábado, 16 de febrero de 2013

PRENSA INDEPENDIENTE

Publicado en el Diario de Cádiz el sábado 16 de febrero de 2013


            Llevo más de cuatro años colaborando regularmente con este Diario, y nunca jamás, escriba lo que escriba, se me ha insinuado lo más mínimo sobre la conveniencia o no de su publicación. Miento, tan solo en una ocasión, en un artículo referido al funcionamiento de la Justicia en España, y no por el periódico, sino por mi mismo, por las repercusiones personales que el artículo pudiera acarrearme.

             Conozco bien esta casa y desde hace muchos años, y lógicamente tiene una línea editorial definida, como todos, pero en sus páginas de opinión convivimos en buena armonía opuestos criterios.

              Ahora bien, de eso a llamarse “prensa independiente” va un buen trecho. Pero no solo pasa en España y no solo ahora, en la democracia. Por simplificar el debate, ¿qué me dicen de los medios catalanes, incluidas las muchas cadenas de la televisión regional, todos ellos subvencionados generosamente por el Gobierno catalán? Pero igual pasa en Madrid, Andalucía, Cádiz,…La lista es tan interminable como lo es la propia de los medios o grupos editoriales. Nadie se salva.

                Cadenas de radio y televisión, sobre todo las oficiales, prácticamente son financiadas por los gobiernos locales, regionales o nacionales y su partidismo es tan evidente y descarado que me ahorra señalarlos.  La dictadura del dinero o del poder político se ejerce hoy en buena medida a través de los medios de comunicación social.

            Ya no es el “cuarto poder” porque cada uno sigue fielmente el dictado de quien le paga y, hoy más que nunca, la principal fuente de financiación, la publicidad, ha bajado considerablemente. Sin embargo mantienen esa especie de poder hipnótico sobre la opinión publica que les hace tan influyentes.

            La inmensa mayoría de los españoles leemos, oímos y vemos los medios que concuerdan con nuestras ideas. Nos gusta saber que no estamos solos, que muchos comparten nuestros puntos de vista y este es un fenómeno que se retroalimenta y crece sin cesar, creando corrientes de opinión.

                 Sin embargo, a pesar de lo dicho, no todos son iguales. Algunos pocos tienen a gala respetar el logro social consagrado por la Constitución de Cádiz de 1812, la libertad de imprenta, o libertad de expresión, en términos más actuales. Pero solo unos pocos.



           

1 comentario:

  1. Verdaderamente es muy difícil encontrar un periódico u otro medio de comunicación independiente e imparcial.
    ¡Cuantos proyectos se vuelven opacos y manipulados si entra en juego "don dinero"!
    Puede ser bueno para la higiene mental el consultar prensa, radio o televisión de diferentes signos o adscripciones, para así poder contrastar puntos de vista e interpretaciones dispares, y podernos formar una opinión lo mas ajustada posible a la realidad.

    ResponderEliminar