Google+ Followers

sábado, 2 de febrero de 2013

POLÍTICOS y políticos

Jaime Rocha, publicado en el Diario de Cádiz el sábado 02.02.2013


SE habla de la clase política habitualmente para descalificarla y no digo yo que no haya hecho méritos para merecerlo, pero creo de justicia salvar de las descalificaciones a algunos políticos que lo están pasando muy mal porque han perdido el aprecio y el respeto de sus conciudadanos.

Existen, aunque no abunden desgraciadamente, políticos que asumen que somos nosotros, los ciudadanos, los que les elegimos, pagamos y exigimos que hagan bien su trabajo, y ponen su empeño y conocimientos al servicio de la ciudadanía. POLÍTICOS con mayúscula que en una situación tan difícil en lo económico, social y hasta moral, se salvan de la quema general por su honradez y espíritu de servicio. Sin embargo, ¿Cuál es el origen de tanto desprestigio, de tanta descalificación, de tanto descrédito? Sin lugar a dudas por los méritos de tanto político profesional, corrupto, sin formación y soberbio, que se cree el centro del Universo y solo se muestra próximo y solícito en época preelectoral, olvidando sus promesas y compromisos a las 24 horas de haber sido elegidos. Ellos son los culpables de esta situación.

Esperanzas defraudadas, un país sin liderazgo, con tasas de desempleo insoportables, y una ciudadanía haciendo colas en Caritas y otros comedores sociales, jóvenes bien preparados emigrando a otros países… y cada día un nuevo caso de corrupción. Sé que los partidos políticos, con su controlada burocracia interna, no permiten el acceso a los puestos de responsabilidad a esos POLÍTICOS honrados y eficaces que, habitualmente, se hunden en los últimos puestos del escalafón. He vivido revueltas sociales en la Europa del Este de los noventa y, hasta la más cívica y pacifica, como fue la checoslovaca, no es recomendable. No es recomendable la paralización total de un país "el tiempo que haga falta hasta que se vayan". España no puede permitírselo. Además, los españoles no somos checoslovacos, la sangre caliente latina no tiene autocontrol, y esas cosas no se sabe nunca como pueden acabar. Mi deseo, y el de muchísimos españoles, sería que esos buenos políticos hicieran una rápida, drástica y eficaz depuración de los corruptos obligándoles a restituir lo robado y exiliarse del país. No queremos verlos más.

3 comentarios:

  1. Los buenos deseos nunca están de más, don Jaime. Es cierto que en la casta política entre los cantamañanas habituales, los corruptos y los incompetentes, habrá excepciones. Lo lamentable es precisamente que sean excepciones. Debería ser al revés, pero hay lo que hay.

    La culpa es principalmente de los propios políticos, pero he de reconocer que parte de la culpa también la tenemos los ciudadanos. Este país necesita cambios profundos que pocos tienen el coraje de gritar en alta voz. Uno de los cambios a los que me refiero es precisamente la Ley Electoral, con el fin de moderar en lo posible nuestra culpabilidad --y la de ellos-- en elegir una y otra vez políticos. Porque no se nos da opción dado que hemos de votar listas cerradas y bendecidas por la "nomenklatura" del partido correspondiente.

    ResponderEliminar
  2. Hemos llegado a una situación de desilusión y de cierta desesperanza, ya que en prácticamente todas las agrupaciones políticas se están dando casos graves de corrupción y de fraude.
    La ciudadanía se plantea que si con sus votos cambiara el partido en el poder, nos encontraríamos con "más de lo mismo":
    Se ha extendido la relajación desmedida en actitudes y comportamientos éticos; frecuentemente los políticos excusan sus conductas poco limpias por ser prácticas generales (de los demás, y de anteriores en el tiempo).
    Los ciudadanos debíamos exigir cambios reales en muchos aspectos de la política. Considero que nos iría mejor si se aplicara la medida de las listas abiertas, como ocurre en otros países. Evitaríamos así esas herencias que nos vienen dadas y en las que no siempre los criterios de elección son los mas correctos para la sociedad y el país, y podría facilitarse el acceso de políticos honrados (¡que los hay!) a cargos de relevancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo: Un buen objetivo a lograr antes de las próximas elecciones seria FORZAR a esta clase política a aprobar una nueva Ley Electoral, por supuesto con listas abiertas y primarias no condicionadas.
      Algo asi esta proponiendo el presidente de Extremadura.
      Solo la insistencia y la presión de los españoles puede lograrlo.

      Eliminar