Google+ Followers

domingo, 13 de enero de 2013

MUERTO POR ESPAÑA




            Al Sargento del Ejército D. David Fernández Ureña, victima española número cien  de esa guerra contra el terrorismo islamista que se libra en Afganistán, se le han rendido hoy los  honores que le corresponden como a un héroe nacional.


            Lo que me llama la atención, aunque debería estar acostumbrado, es que solamente su familia, compañeros y el Príncipe de España, han protagonizado este acto castrense en honor del sargento vasco muerto por España.


            A la sociedad española actual le suena a chino que haya compatriotas suyos dispuestos a arriesgar sus vidas por protegerlos a ellos. Piensan que son personas fuera de su tiempo, el hedonismo desorbitado, la falta de ideales, la globalización, los avances tecnológicos y las redes sociales.


            Sin embargo si los hay, gracias a Dios, y en una mayoría se trata de jóvenes de todas las regiones españolas que piensan, están convencidos, de que este país y sus habitantes merecen hasta el sacrificio de sus vidas si fuera necesario y así lo juraron solemnemente ante la bandera que a todos nos representa y ampara.


            Decía que me llama la atención la escasa representación de la sociedad española en los funerales del Sargento Fernández Ureña, porque echo de menos la presencias de las Asociaciones de victimas de los atentados del 11 M en los trenes de Madrid, del Gobierno de la Nación a su más alto nivel  y en general de esa sociedad adormecida e inconsciente que ni piensa, ni se le ocurre que atentados terroristas como los del 11 M, o aun peores, pueden repetirse si, esos idealistas como el Sargento muerto cuando intentaba desactivar un explosivo en Afganistán puesto por terroristas para causar victimas mortales, no estuvieran haciendo lo que hacen.


            Además de las victimas directas de esos atentados que ya solo conocemos por sus iniciales, 11 S, 11 M, 7 J, se cuentan por miles los soldados de los países occidentales muertos y heridos en esas guerras preventivas cuyo objetivo es la eliminación de los grupos terroristas en sus propios santuarios, para evitar así que regresen a nuestros países y vuelvan a causar miles de victimas inocentes.


            Así lo creen nuestros gobiernos, las Naciones Unidas, y organismos de Inteligencia y Defensa occidentales. Sin embargo, puede que solo sea porque no saben realmente como acabar con esa lacra y mientras encuentran otra solución, tratan de  frenarles en su propio terreno.


            En este, como en otros conflictos, lo más eficaz debería ser la eliminación de sus causas últimas, sus motivaciones, y la neutralización de sus fanáticos líderes. Esto también lo saben los dirigentes mundiales, pero su eficaz ejecución no es fácil ni se cuenta con los medios, el consenso y el poder de decisión necesarios.


            Francia anuncia su próxima intervención militar en África, en un intento de frenar la ascensión hacia el Magreb de los terroristas de Al Qaeda del Norte de África Islámica (AQMI), donde ya luchan desde hace años soldados norteamericanos (Iniciativa Pan Sahel e Iniciativa Transahariana de Lucha contra el Terrorismo) utilizando bases francesas, pero no serán los únicos, otros países occidentales se unirán a norteamericanos y franceses conforme el conflicto amenace con llegar a las puertas de Europa, y ya sabemos donde está su flanco sur.


            España entera, el Occidente amenazado por el fanatismo y la barbarie, le debe mucho al Sargento Fernández Ureña, un vasco de Bilbao, que ha dado su vida por nosotros. A él y a cuantos han muerto o siguen arriesgando sus vidas en esta lucha desigual, nuestro reconocimiento y nuestras oraciones. Desde este rincón del mundo cibernético es todo lo que podemos hacer. Eso y llamar a las conciencias adormecidas en la rutina de sus vidas.  


            Descanse el Paz.

3 comentarios:

  1. Sería positivo ver más adhesión de la población civil a sus FF.AA. y no solo para ver el desfile del 12 de octubre.

    Descanse en paz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente deacuerdo y aplaudo la iniciativa!!!
      Sr.Rocha ,gracias por regalarnos tan sabias palabras.

      Diony Perez Galán

      Eliminar
  2. Me sumo al recuerdo y reconocimiento al sargento fallecido recientemente en Afganistán.
    Verdaderamente está poco reconocida en nuestra sociedad esa labor de los militares en el extranjero en la lucha contra los movimientos terroristas que tan difÍciles son de erradicar.
    Por otra parte, seguimos constatando como los políticos se molestan únicamente cuando su presencia y/o fotografía en prensa les sirve para sus propios intereses políticos o de partido.
    Desde aquí, rendimos tributo al sargento Fernandez Ureña y tantos otros como él, y a sus familiares.
    LA MUERTE NO ES EL FINAL.

    ResponderEliminar